18 / junio / 2021 | 00:19 hrs.

UAQ desarrolla trigo genéticamente mejorado

Cartera 19/05/2014 00:23 Actualizada 09:45

La Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), junto con la empresa Resource Seed Mexicana (RSM), desarrolla nuevas variedades de trigo mediante el mejoramiento genético tradicional.

De acuerdo con el coordinador académico de la División de Posgrado de la Facultad de Contaduría y Administración de dicha institución, Juan Manuel Peña Aguilar, este tipo de producto podría estar listo dentro de un año para lanzarlo al mercado.

El objetivo de este proyecto es la obtención de nuevos genotipos con más alto rendimiento, que sean más resistentes a condiciones como plagas y que tengan buena calidad nutricional.

Peña Aguilar explicó que el posgrado de contaduría trabajará en el monitoreo tecnológico y en el apoyo a la protección de la propiedad intelectual.

La empresa con la que se trabajará está dirigida por el doctor hindú Sanjaya Rajaram, quien fue discípulo del premio Nobel de la Paz Norman Borlaug, quien realizó diversos estudios de trigo en el país, principalmente en Sonora y otras regiones del norte.

Al momento ya se hicieron nuevas modificaciones que se están probando en la región bajío, en Querétaro, Jalisco, Guanajuato para ver esas resistencias.

“Ellos han trabajado mucho con este tipo de investigaciones porque ese trigo lo mandan a lugares donde es muy difícil tener una producción adecuada, incluso el premio Nobel lo obtuvo en su momento por haber generado trigo en un sitio de la India que estaba sufriendo hambruna”.

Se pretende hacer algo similar para enviar esos insumos al continente asiático, que tiene condiciones muy cambiantes, ya que a veces llueve mucho, a veces hay sequías y mucho calor y con condiciones muy variantes, explicó.

“Están en una fase de prueba, desarrollaron la tecnología y nosotros la parte de si realmente va a dar los resultados esperados y estamos apoyándolos con el desarrollo tecnológico para que esto lo puedan comercializar”.

Además pretenden donarlo a empresas y a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que trabajan proyectos de ese tipo.

La siembra es monitoreada y la idea es que al término del proyecto que esté toda la propiedad intelectual protegida, ya sea para diciembre o enero ya esté ese trámite, y febrero o marzo la tecnología esté lista para ser transferida a organizaciones no lucrativas. Precisó que en el estado se han sembrado alrededor de cinco hectáreas.

Temas Relacionados
UAQ desarrolla trigo mejorado