Bajos precios del crudo presionan capital de Pemex

Cartera 18/11/2015 02:36 Actualizada 02:37

El petróleo mexicano se vende al precio más barato en siete años, ante la oferta de crudo estadounidense y la débil demanda china, lo que mete más presión a las finanzas de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Desde hace un mes el crudo bombeado en territorio mexicano se vende en menos de 40 dólares por barril y ayer bajó a 33.36 unidades, su menor cotización desde el 30 de diciembre de 2008, cuando en aquella ocasión se ofrecía en 30.38 dólares.

Así, el petróleo mexicano promedia 46.17 por tonel en lo que va del año, inferior en 32.83 dólares a los 79 establecidos en la Ley de Ingresos de la Federación 2015, de los cuales, 76.4 los respaldan coberturas y el resto por recursos de una subcuenta.

Para 2016 se estableció un precio promedio del petróleo de 50 dólares, 16.64 dólares menos que el importe de ayer y 3.83 abajo del promedio en el año. El gobierno adquirió coberturas que garantizan la cotización de 49 dólares para ingresos petroleros.

La contratación de estas coberturas fue un acierto del gobierno, pero no se cubren los ingresos de Pemex, por lo que las cotizaciones bajas tienen un efecto negativo en la capacidad de inversión de la empresa, destacó Luis Miguel Labardini, socio de la consultora Marcos y Asociados.

Alejandro Cervantes, economista senior de Banorte, coincidió en que las coberturas petroleras sólo protegen los ingresos del gobierno y dejan al descubierto los de Pemex, lo que limita las inversiones de la petrolera.

Labardini opinó que los menores precios del crudo obedecen a tres factores. El primero tiene que ver con la oferta estadounidense, la cual no se ha reducido al ritmo esperado.

“Estados Unidos sigue produciendo un volumen de petróleo que genera un exceso de oferta”, dijo Labardini, quien consideró que aún no se materializa un alza de la oferta iraní.

Agregó que hay pesimismo sobre la demanda de petróleo de China y otras naciones asiáticas.

Un tercer elemento, dijo, es el alza en las coberturas de cotizaciones del crudo para 2016, las cuales presionan a la baja los petroprecios.

“La mezcla puede llegar a cotizar por debajo de 30 dólares, pero sería un fenómeno de corto plazo”, estimó.

Labardini espera una recuperación de la mezcla mexicana para acabar el año cerca de 45 dólares, debido a que se aceleraría la caída en la producción estadounidense; para 2016 prevé un precio promedio de 60 unidades.

El gobierno planeaba recaudar 893 mil millones de pesos entre enero y septiembre de este año por ingresos petroleros, pero sólo obtuvo 596 mil millones, que deja un boquete en las finanzas públicas por casi 300 mil millones, según cifras de Hacienda.

El experto de Marcos y Asociados opinó que la diferencia entre lo programado y observado en recaudación obedece sobre todo a los precios y en menor medida a la producción.

El bombeo de crudo en México ascendió a 2.28 millones de barriles al día en octubre y en el año promedia 2.27 millones, inferior a los 2.44 millones del periodo similar de 2014.

El mes pasado, el subsecretario de la Secretaría de Hacienda, Fernando Aportela, afirmó que la menor producción ha tenido un impacto negativo de 0.4 puntos porcentuales en el Producto Interno Bruto (PIB).