Piden modificar entrega de créditos

Cartera 18/07/2014 01:25 Actualizada 03:30

[email protected]

Poner a competir a los institutos de vivienda federales contra la banca para financiar a los segmentos de la población con ingresos medios, podría incrementar el número de hipotecas en el sector; sin embargo, hay que modificar los mecanismos de otorgamiento del crédito, ya que generan distorsiones en el mercado y pueden poner en riesgo las carteras del Infonavit y el Fovissste, consideran la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) y los intermediarios privados.

De acuerdo con el estudio de la Cofece sobre la competencia en el sector financiero, los intermediarios financieros privados como bancos e hipotecarias destinan créditos hipotecarios a la vivienda media residencial, dejando que la población de bajos ingresos se financie con los institutos de vivienda.

Sin embargo, es la entidad la que señala que los organismos de vivienda nacionales no se rigen por los mismos criterios que tienen los bancos, lo que pueden distorsionar las condiciones de competencia.

La presidenta de la Cofece, Alejandra Palacios, mencionó que en este tipo de créditos, se requiere dar más información y educación a las personas para que puedan comparar los distintos servicios que hay en el mercado, ya que se ha podido identificar que debido a la variedad de productos hipotecarios que ofrecen los distintos institutos de vivienda y los privados, es difícil entender las diferencias.

“Uno de los problemas que dificultan las comparaciones entre los créditos del Infonavit y los bancos es que los primeros están en salarios mínimos además de que existen costos de originación y administración del crédito que no están contemplados en sus calculadoras”, dijo.

El martes, Hacienda anunció que el Infonavit dará créditos en pesos a sus derechohabientes, así como un alza en el monto del financiamiento de hasta 850 mil pesos.

Para el área de análisis de BBVA el mayor financiamiento para los segmentos medio y residencial es una buena señal, aunque estos créditos destinados a trabajadores con 4 a 11 salarios mínimos y más, son un sector pequeño que no alcanza a reflejarse en mayores ingresos y pone presión al Infonavit y Fovissste, ya que tendrán que recurrir a coberturas para compensar sus finanzas.

“El anuncio sobre la ampliación del monto máximo de sus créditos de 483 mil a 850 mil pesos a partir de agosto, podría incrementar su monto. Esto llevaría al Infonavit a competir en el segmento de la banca; aunque sus mediciones de riesgo de crédito tendrían que ser ajustadas”, afirmó Fernando Balbuena, analista de BBVA Research.