Muévete y usa la portabilidad

Cartera 17/07/2014 01:21 Actualizada 08:39

Si cambiaste de trabajo y quieres que tu nuevo empleador te siga depositando en el mismo banco en el que ya estabas, existe la posibilidad de que solicites la portabilidad de nómina directamente a tu institución financiera.

“La portabilidad o transferencia de la cuenta de nómina es un derecho de cualquier persona, por lo que pueden solicitar al banco donde actualmente radican sus depósitos, que transfiera sin costo el saldo de esa cuenta al banco de su elección (donde deberá tener una cuenta activa de depósito), ya sea para recibir su salario, pensión y otras prestaciones de carácter laboral”, asegura la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

En el proceso participa la cuenta o banco ordenante, que es la que tramita la empresa para la que trabajas, en tu nombre, y en ella recibes tus prestaciones laborales como salarios, pensiones o cualquier otro pago realizado por tu patrón.

Del otro lado está el banco receptor, que es donde estará la cuenta que tú abres en el banco de tu elección o preferencia, y en ella se transferirán los recursos que sean depositados en tu cuenta de nómina (prestaciones laborales).

Una vez que se realiza el cambio, tu patrón seguirá depositando en la cuenta del banco en la que él está distribuyendo la nómina de la empresa, y este lo reenviará 24 horas después al banco donde tu escogiste recibir tu salario.

No olvides verificar las comisiones que operan por depósito, según el tipo de cuenta de ahorro o de cheques en la que se realizarán las operaciones, para que no involucre desembolsos adicionales como la comisión por manejo.

Cómo mudarte

Existen dos opciones para realizar la portabilidad de nómina:

1.- De un banco a otro, al solicitarle a la institución que lleva tu cuenta de nómina que, al recibir tu dinero, lo transfiera a la cuenta que tengas en otro banco. Los pasos son:

a) Acude al banco donde depositan tu sueldo, origen de la cuenta ordenante y pide un formato de solicitud de transferencia y llénalo.

b) Solicita la transferencia y presenta la siguiente documentación en la institución de tu elección, donde quieres recibir tu sueldo: contrato de servicio, estado de cuenta, tarjeta de débito (con tu nombre) y tu identificación oficial.

Si no tienes una cuenta receptora a la que se transferirá tu sueldo, pregunta en el banco de tu elección sobre los documentos que debes presentar para poder abrirla.

c) Una vez hecho lo anterior, y concluido el trámite, el servicio debe empezar a operar a más tardar en diez días hábiles a partir del día siguiente en que presentaste tu solicitud.

2.- Otra opción es realizarla directamente en tu empresa. En tu trabajo verifica directamente en el área de administración de recursos humanos si puedes realizar la portabilidad de nómina; de ser así, solo bastará con que proporciones al área correspondiente del lugar donde laboras, el número CLABE (Clave Bancaria Estandarizada de 18 dígitos) de una cuenta que ya tengas, para que puedas recibir tu sueldo y otras prestaciones en ella.

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) registró poco menos de 79 mil usuarios que han ejercido esta facilidad, lo que implicaría apenas 0.3% de 23.9 millones de cuentas de nómina que hay.

Condusef subraya que el servicio de portabilidad puede ser solicitado por el usuario en cualquier sucursal del banco en el que recibe el pago de nómina, dentro del horario de atención al público en general.

Para ello, dicha institución debe poner a su disposición un formato de solicitud, ya sea de manera física en la ventanilla, en su página de internet, o bien a través del servicio de banca electrónica que proporcione.

“Para cumplir con esta instrucción, las instituciones bancarias únicamente pueden solicitar al cliente que exhiba una identificación oficial, así como el contrato, el estado de cuenta o, lo más común, la Tarjeta de Débito con nombre impreso relativos a la nueva cuenta receptora del banco al que se desean transferir los depósitos. En ningún momento podrán solicitar documentación adicional para atender la petición”, explica la CNBV.

Actualmente el número de cuentas de nómina en los bancos asciende a casi 23.9 millones, las cuales representan 31% del total de cuentas transaccionales que opera el sistema bancario mexicano.

Cabe señalar que estas cuentas que tienen como medio de disposición una tarjeta de débito, y están concentradas en cinco instituciones bancarias, las cuales en conjunto representan el 91.7% del total. Dos de ellas, BBVA Bancomer y Banorte, participan con el 52% del mercado.

Puedes solicitar a la institución en que recibes tu nómina, en cualquier momento, la cancelación de la transferencia de recursos a la cuenta de la institución que elegiste (receptora). Ésta debe ser efectiva al tercer día hábil de que la presentes; además, no existe ninguna restricción en el número de veces que decidas cambiar tu nómina.

“Antes de tomar una decisión, evalúa y compara qué banco es el que te conviene, considera algunos puntos como: la cercanía de sucursales y/o cajeros a tu domicilio y trabajo, el costo de algunos servicios, etc. No te vayas con la primera opción”, recomienda la Condusef.

Temas Relacionados
mupevete usa portabilidad nòmina