Avanza migración de cajeros de tarjetas

Cartera 17/02/2013 13:11 Actualizada 13:13

La migración de los lectores con chip en cajeros automáticos llegó a 81%, es decir, 32 mil 603 de estos dispositivos ya cuentan con esta tecnología. De acuerdo con cifras de la Asociación de Bancos de México (ABM), estas medidas tienen el fin de reducir los fraudes y las clonaciones de tarjetas de crédito y débito.

Ante el crecimiento en este delito, hace unos años la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y la Secretaría de Hacienda determinaron que las instituciones debían migrar a la tecnología de chip primero a cajeros de alto riesgo, lo cual se cumplió en febrero de 2012.

Los cajeros de mediano riesgo tiene como plazo el 1 de septiembre del 2013, en tanto que los grupos de bajo riesgo el 1 de septiembre de 2014. En el organismo del sector privado se detalló que hay entidades que ya rebasaron sus metas de migración, pero todos cumplen.

La ABM puntualizó que hay naciones desarrolladas como Estados Unidos que aún no inician la migración a chip, por lo que México avanza en el tema.

Aclaró que el cambio no sólo se realiza en los dispositivos, sino en tarjetas de crédito y de débito, en donde se sustituye la banda magnética por chip.

A fines de 2011, la CNBV reveló que los bancos clasificaron como de “alto riesgo” a 2 mil 500 cajeros de un total de 37 mil equipos en el país, debido a su elevada vulnerabilidad al fraude, clonación con tarjetas de crédito y débito y robo a clientes.

En ese diagnóstico se concluyó que de los dispositivos, entre 6.5% y 7% significaban un alto riesgo por la incidencia al fraude o a un asalto dentro y fuera de las instalaciones.

Los bancos detallaron que, por lo general, los dispensores de mayor riesgo son aquellos que se ubican en zonas con poco flujo peatonal o las que se ubican en carreteras.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) recomendó a usuarios no acudir a los cajeros antes de las 7:00 horas y después de la 19:00 horas, ya que son los horarios de mayor peligro y robos.

Hace unos meses, Jorge Alfaro, presidente del Comité de Medios de Pago de la ABM, reveló que fraude con estos medios de pago, en especial con débito, creció 30%.

No obstante, aclaró que el mayor repunte se observó en el primer cuatrimestre de 2011.

Destacó que para contener este delito, las instituciones aceleran la migración de la banda por chip.