Desata El Buen Fin bombardeo publicitario

Cartera 16/11/2012 05:56 Actualizada 05:56

Si está a punto de salir de casa en busca de la mejor oferta para cambiar su refrigerador, comprar una sala nueva o modernizar su centro de entretenimiento, no se deje seducir por el bombardeo publicitario al cual estará expuesto durante los próximos cuatro días del programa de El Buen Fin.

Durante 2011, la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y Televisión concedió espacios equivalentes a más de 200 horas de tiempo aire, que contribuyeron a que esta iniciativa fuera conocida por nueve de cada 10 mexicanos, lo cual podría llegar casi al 100% en esta segunda edición.

Tristán Canales, presidente del Consejo Directivo del organismo, explicó que los radiodifusores intensificarán la promoción de este programa en estaciones de radio y televisión de todo el país.

Previo al inicio de El Buen Fin los anuncios enfocados al programa de descuentos ocupa en algunas estaciones 30% o más de los espacios publicitarios y en televisión son dos spots entre corte y corte sin ser horario estelar.

Juan Carlos Rivera, director del departamento de Administración, Mercadotecnia y Negocios Internacionales del Tec de Monterrey, dijo que la publicidad genera un deseo de compra de impulso y consumo no planificado. “Nunca se había visto una campaña de esta magnitud con tanta difusión, por lo que en promedio de cada 10 personas, cuatro comprarán cosas que no necesitan pero lo harán al estar expuestos por lo menos a 15 impactos publicitarios”.

Bernardo Altamirano, titular de la Profeco, invitó a la población a identificar sus verdaderas necesidades, planear con anticipación sus compras e informarse de las diversas promociones existentes, para que se ejerza un consumo inteligente y se erradiquen las compras compulsivas. “Es importante que los consumidores recuerden que una oferta representa un beneficio a la economía familiar, y se debe comprar sólo lo necesario”.