14 / junio / 2021 | 17:23 hrs.

Cambia regulación de los mercados

Cartera 16/05/2014 01:09 Actualizada 09:37

[email protected]

Con el objetivo de fortalecer, dar mayor transparencia y reducir riesgos y costos, el Banco de México (Banxico), la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) emitieron modificaciones a la regulación del mercado de derivados.

A través del Diario Oficial de la Federación, las instituciones detallaron tres ejes principales que son congruentes con las medidas que acordaron promover las autoridades financieras del G-20 y diversos organismos internacionales para contribuir a la estabilidad del sistema financiero.

El primer eje de las modificaciones es que se permitirá a las cámaras de compensación de operaciones derivadas compensar y liquidar operaciones celebradas tanto en bolsas de derivados como en plataformas de negociación.

En segundo término, el Diario Oficial reveló que se fortalecerán los procesos operativos y de administración de riesgos de las cámaras de operaciones derivadas.

El tercer aspecto que se modificó en las nuevas reglas refiere que se permitirá que dichas cámaras realicen funciones relativas al registro y guarda de información de operaciones derivadas.

Estos cambios también responden a la transparencia del mercado de derivados, que en años previos a la crisis financiera internacional (2007-2009) generó problemas y pérdidas millonarias para algunas empresas.

Firmas de gran tamaño como Cemex, Alfa, Bachoco y Grupo Maseca fueron de las empresas que apostaron al mercado de derivados, es decir, en la estabilidad de la moneda nacional para los contratos de su cobertura.

Si bien el peso se encontraba fuerte en aquellos años, de pronto la moneda perdió fuerza, lo que llevó a quienes arriesgaron su negocio en los derivados a sufrir las consecuencias.

Sin embargo, en ninguna de las empresas anteriores tuvo una repercusión tan grave como para la Comercial Mexicana, que además de perder millones de dólares tuvo que declararse en concurso mercantil para renegociar su deuda.

“Los contratos derivados son instrumentos que los participantes en el sistema financiero pueden usar ya sea para la cobertura y diversificación de los riesgos que enfrentan, así como una alternativa para la inversión de sus recursos”, definieron Banxico, SHCP y CNBV en el comunicado.

“En consecuencia, los mercados de derivados, que operan bajo un marco normativo apropiado que establezca adecuadamente las responsabilidades de sus participantes y los mecanismos para hacerlas valer, dotan a sus participantes de una herramienta útil para administrar eficazmente sus posiciones y riesgos, contribuyendo de esta manera a la eficiencia y estabilidad del sistema financiero en general.

“Durante los últimos años el mercado de derivados ha mostrado un crecimiento significativo, principalmente respecto de aquellos mercados conocidos como extrabursátiles, es decir, los que se negocian fuera de las bolsas de derivados. Esta situación requiere que las autoridades financieras cuenten con herramientas suficientes para identificar, medir y mitigar los riesgos potenciales de este mercado”, añadieron.

Por estas razones, las tres dependencias resolvieron modificar las reglas tripartitas, donde también se promueve el fortalecimiento de los procesos operativos de las cámaras de compensación y robustecen los mecanismos de administración de riesgos con los que cuentan para que, en caso de ser necesario, hagan frente al incumplimiento de sus participantes.