Cazar vuelos. Atrapa las mejores ofertas

Cartera 15/10/2015 01:55 Actualizada 08:23

[email protected]

Conocer muchos lugares alrededor del mundo a muy bajo precio es posible. Convertirse en un ‘cazavuelos’ no es imposible pero requiere que sigas varias claves. A otros les han funcionado y da por sentado que te funcionarán a ti. Uno de los consejos que siempre se dan en este tema siempre ha sido: compra con la mayor anticipación que puedas. Y esto si bien sigue vigente en estos días, Expedia en un estudio titulado Preparándose para el despegue: tendencias de viajes aéreos 2015, hizo más detallada esta premisa al encontrar los días exactos para comprar. En lo que a vuelos domésticos se refiere, lo mejor es hacerlo entre 50 y 100 días antes. En este rango prácticamente los precios estarán a lo mismo. En promedio, de acuerdo con sus mediciones, el mejor día para comprar es el día 57 antes de tu partida.

Al hablar de vuelos internacionales, el consejo es que compres entre 150 y 225 días antes de tu despegue. Al medirlo, los autores del estudio encontraron que los que lo compraron en este periodo encontraron su boleto entre mil 35 dólares y 300 dólares menos que si lo hubieran comprado en otra fecha. El día estrella para comprar estos vuelos es el 171.

Evita los días feriados y fin de año porque son fechas en las que los vuelos pueden subir exorbitantemente de precio. El día que este estudio encontró que es más barato viajar es el martes si estás contratando con al menos tres semanas de anticipación.

El primer consejo es que pongas atención a las cookies. Éstas son trozos de información que son enviados y guardados por tu navegador de internet. Esto hace que tu computadora, por decirlo de alguna forma, recuerde los sitios que has visitado y te permita navegar más rápido. Pero si bien en lo que a rapidez se refiere juegan a tu favor, en esto de la búsqueda de vuelos juegan en contra, según explica Freddy Domínguez, cofundador del sitio de comparación de productos financieros Comparaguru.com y un cazavuelos con experiencia (para dimensionarlo: en un año llegó a tomar más de 100 vuelos).

“En el mundo de los vuelos, si tú estás buscando un boleto de avión en varias ocasiones, sé que te mueres por ese boleto de avión y te voy a ajustar el precio a la alza”, explica.

El consejo es que navegues sin cookies. Abre tu navegador y en la parte superior derecha habrá un menú con tres rayas (esto sucede al menos en Chrome). Dale clic y te saldrá la opción de “Nueva ventana de incógnito”. Así podrás navegar sin dejar rastro y encontrar un mejor precio de vuelo.

Usa buscadores

La mejor forma (y la más cómoda) en la que puedes buscar boletos es por internet, y para ello existen los buscadores. Pero no sólo es cuestión de meter origen y destino, porque aquí también hay un detalle: depende de a dónde viajes es el buscador que deberás utilizar. Cada país o región suele tener varias de estas herramientas, así que lo mejor que puedes hacer es usar el comparador regional o del país al que vas.

“Por ejemplo, una vez que viajé a Rusia usé un comparador ruso y compré desde allá y me ahorré dinero. Si viajas a China, busca uno chino. Esto te ayudará muchísimo”, explica Domínguez.

Esto es muy útil pero la recomendación es que revises el tipo de cambio. Ten mucho cuidado porque los buscadores regionales o locales te ponen los boletos en pesos mexicanos. Si utilizas un buscador de la región a la que quieres viajar recuerda que éste te arrojará los precios en moneda local. Aquí lo que necesitas es tomar lápiz y papel para hacer cuentas de cuánto de va a cobrar el banco al que pertenece la tarjeta con la que vas a pagar.

Evita los días que vuelan los viajeros de negocios porque esto encarece los boletos y salen más caros. “El business traveler le encarece el vuelo a todo el mundo. Identifica los vuelos de viajero Godín, el más temprano el lunes y el más de noche de jueves. Evita estos horarios”, asegura el cofundador de Comparaguru.com.

Fragmenta vuelos

No necesitas comprar el boleto tal y cómo te lo pone el sitio de la aerolínea en la que estás buscando. Si te metes a comprar un vuelo, la aerolínea te va a armar la ruta con base en sus socios comerciales, lo cual muchas veces implica que no te salga al mejor precio posible.

“Que no te dé miedo fragmentar el vuelo en distintas aerolíneas, muchas veces te saldrá mucho más barato que si todo lo compras con una”, explica Freddy. El inconveniente es que tienes que hacer dos pagos pero si te estás ahorrando un dinero por supuesto que vale la pena.

Inscríbete en los boletines electrónicos de cada aerolínea y buscador, ya que de esta manera te enterarás de forma rápida de todos los descuentos. Inscribe alertas de los vuelos que te interesan, así podrás conocer de forma rápida cuando el vuelo con la tarifa baja que estás buscando está disponible.

Otro tip: Revisa los beneficios de tu tarjeta de crédito, quizá tiene vuelos gratis o algún beneficio parecido del que ni siquiera te has dado cuenta.

Si quieres vuelos, contrata una pero sé consciente de su uso y lo que pagarás.

Millas

También es posible que para viajar barato y no sólo al interior del país sino al exterior, aproveches las millas y puntos que ofrecen ciertas tarjetas de crédito. No tiene que ver tanto con cazar vuelos pero sí con utilizar bien estos beneficios para lograr grandes viajes a bajo costo.

En el blog millionmilessecrets.com, una pareja de Estados Unidos comparte las claves que los han llevado a viajar alrededor del mundo gracias a la buena utilización de los puntos y millas de sus tarjetas de crédito. Entre sus recomendaciones está el que planees con un año de anticipación qué lugares quieres visitar ya que esto te ayudará a juntar los puntos necesarios. Con base en estas metas, podrás escoger un plástico que te permita lograrlo.

“Por ejemplo, si quieres ir a París, descubre cuál aerolínea tiene la mayor cantidad de vuelos desde Estados Unidos a París por un bajo número de millas”, explican en el blog. Ahora te toca encontrar el destino al que quieres ir y la tarjeta que te permitirá acumular las millas para lograrlo desde México.

Al escoger el plástico toma en cuenta la anualidad que te van a cobrar. Muchas veces es alta pero vale la pena por las millas que te va a permitir juntar, pero no siempre. Haz tus cálculos para que no te arrepientas después, explica la pareja en su blog. Ojo con el manejo que tienes de tus tarjetas de crédito que si no lo haces bien esta práctica no es para ti.

Matt Kepnes, ‘Nomadic Matt como se hace llamar, es un joven que desde los 23 años lleva viajando (ya tiene casi 30 y ha visitado 70 países) y que ha escrito dos best sellers del New York Times, da también sus recomendaciones. Primero, el que seas flexible, no pasa nada si viajas en un día antes o después del que tenías planeado, porque la diferencia entre tan sólo un día puede ser de mucho dinero de diferencia que puedes invertir en el hospedaje, por ejemplo.

Él también recomienda que tomes los viajes de madrugada o aquellos que tienen conexiones muy largas, ya que por esta razón los boletos suelen salir más baratos.

Ahora sí, a cazar vuelos

Temas Relacionados
atrapa Las mejores ofertas