Se encuentra usted aquí

Peligra inversión extranjera

13/09/2013
01:40
-A +A

[email protected]

La iniciativa de reforma hacendaria que planteó el gobierno federal recargará el peso de la contribución de impuestos a las empresas, lo que hará menos competitivo al país y desalentará la inversión extranjera directa, advirtieron fiscalistas de EY.

En conferencia, el socio legal de la consultoría, Enrique Ramírez, criticó que México va en el sentido contrario de la tendencia mundial, que es cobrar menos impuestos a la renta y más al consumo. En ese sentido, dijo que la tasa del ISR a empresas pasará de 30% a 37%, mientras para personas físicas pasará de 30% a 39%.

Detalló que esta mayor carga se explica porque aunque el ISR es de 30%, que al sumar el gravamen de la repartición de ganancias la tasa real para empresas llegaría a 37%, mientras que para aquellas personas con ingresos anuales de más de 500 mil pesos la tasa alcanzaría el 39%.

Ambas tasas están lejos de lo que hoy tienen en promedio los países europeos, que es de 30% o incluso en Reino Unido, que es de 20%.

“Mientras en los demás países bajan la tasa de la renta, México tomó la decisión de subirla y esto va tener repercusiones en la captación de la inversión extranjera directa”, detalló.

El socio de impuestos internacionales, Alfredo Álvarez, aseguró que será difícil que las empresas que ya están establecidas en el país decidan abandonarlo por la pérdida de competitividad que la nueva carga tributaria les representaría; sin embargo, reconoció que será más difícil que nuevas compañías decidan instalarse en México con esta situación.

Enrique Ramírez añadió que se perdió la oportunidad de gravar alimentos y medicinas, que hubiera sido más fácil de administrar y de incluso incorporar a personas de la informalidad a la formalidad. Incluso, dijo que la propuesta de eliminar exenciones al pago de intereses sobre hipotecas es más dramático que homologar el IVA.

Colegiaturas se encarecerán

La propuesta de eliminar las exenciones en el IVA y deducciones en el ISR a las colegiaturas provocarán un encarecimiento de entre 20% y 25%, dijo el socio de impuestos corporativos, Francisco Olivares.

Este mayor precio en las colegiaturas se deriva de un alza en la parte del IVA de entre 8% y hasta 10%, más el efecto por la deducibilidad del ISR, que puede ir de una tasa de entre 10% y 15%. Agregó que tendrá un impacto grave en el bolsillo de los padres de familia.

“Si tuviéramos un sistema público de calidad tendríamos una alternativa, pero los dueños de los colegios van incrementar el precio como ellos quieran y lo podrán hacer porque saben que no hay buen nivel en las escuelas públicas”, concluyó Ramírez.