La mejor marca: Tú. Eres único

Cartera 13/08/2014 00:19 Actualizada 10:40

Al igual que un supermercado, los seres humanos están llenos de etiquetas. Pareciera que el mundo no sólo adquiere marcas, sino también personas. ¿Qué es lo que necesitas para que el mejor empleador te compre a ti?

Se le ha llamado branding personal o en español, marca personal, a esa manera en la que nos proyectamos hacia el exterior y, con ello, nos posicionamos frente a colaboradores, empleadores y, en general, frente al mundo.

Digamos que con ello nos estamos poniendo una etiqueta que permite identificarnos.

Lograr una buena marca personal exige congruencia, constancia y honestidad, entre otras cosas. Es necesario ser consistente con lo que se piensa, se dice y se hace, así como también construir día a día una buena imagen de una forma transparente y honesta. Tiene que ver también con la manera en la que nos relacionamos con los otros.

“Liderazgo es influencia y eso es exactamente personal branding. Cuando tú logras influir en los demás, en su trabajo y hasta en sus vidas, entonces te estás posicionando. Van estrictamente ligados; para posicionarte necesitas ser líder y que así te perciban”, explica José Luis Ortiz Rosales, profesor investigador del Instituto Tecnológico de Monterrey (ITESM), Campus Querétaro.

No sólo necesitas ser un buen profesionista, requieres que la gente se percate de ello.

No sólo necesitas hablar idiomas, sino que debes hacerlo notar y ser útil entre tus colaboradores.

En este sentido, una de las claves para lograr una marca personal efectiva es no tener miedo al éxito. Puede parecer raro, pero la gente suele tener miedo de enfrentar los reflectores encima, ya que estarán en los momentos de logros, pero también en los de equivocaciones.

“La gente debe responsabilizarse por su éxito. Por ejemplo, ninguna marca puede culpar a otra porque no está vendiendo; en el branding personal, la responsabilidad es de la persona”, explica David Navarro, consultor en imagen y director de Imagen Excellence.

Tienes que volverte un “solucionador” de problemas, y hacérselo saber a la gente para que ésta corra hacia ti para que le resuelvas sus necesidades, asegura Ortiz.

Pero sobre todo, tienes que lograr que la gente confíe en ti porque has probado dar resultados y ser una persona que establece vínculos emocionales.

Suena complicado, pero aquí te damos las claves que te ayudarán a construir una marca personal positiva y favorable:

Identifica qué es lo que haces mejor. De hecho, no tiene que ver directamente con tu profesión, sino con ese talento único que tienes para hacer algo y que te lleva a obtener logros que otros no podrían.

“Depende de ti identificarlo para hacer un personal branding efectivo”, explica David Navarro.

¿Cuáles son tus habilidades, atributos y fortalezas únicas? ¿Qué te hará estar bajo los ojos de potenciales empleadores? Debes preguntarte todo esto para identificar tus habilidades, menciona la consultora PwC.

Conócete. Localizar qué es lo que mejor realizas implica un gran autoconocimiento.

“Si un biólogo tiene un gran talento para hacer reír, por ejemplo, no va a buscar trabajo de comediante, pero, ¿por qué no empezar a hacer una charla divertida sobre su área? La gente está acostumbrada a que esas cosas sean serias”, ejemplifica el especialista.

Vivimos en un mundo de percepciones y la vida no es como es, sino cómo la ve la gente, explica Rosales, profesor investigador del Instituto Tecnológico de Monterrey, Campus Querétaro. Así que conócete y estarás un paso adelante.

Hazte notar. No es suficiente ser bueno, sino que la gente note que lo eres. Debe quedarles claro el por qué los demás deben trabajar contigo y no con nadie más.

“Si crees que por seguir órdenes y llegar temprano te van a ascender, te equivocaste. Necesitas hacerte notar. No es válido pensar que eres único y que el destino te hará justicia”, subraya Navarro. Por poner un ejemplo básico: para un albañil no es lo mismo anunciar “construyo casas” que “construyo la casa de tus sueños”.

Recuerda que ser bueno en tu profesión ya no es suficiente, sino que necesitas que la gente lo perciba de esa manera.

Busca la confianza. Antes de vender cualquier producto o servicio, tienes que inspirar confianza. “La gente confía en las personas, independientemente de la empresa en la que trabajes. Para que confíen en ti necesitas dar muestra de que has funcionado antes”, explica Ortiz Rosales. Necesitas dar resultados y hacer que la gente lo note. La mejor publicidad es la que se hace de boca en boca.

La recomendación es hacerte una fama de que resuelves problemas, lo que hará que las personas vayan hacia ti sin que tú tengas que buscarlas, explica el académico del Tec de Monterrey.

Directo a las emociones. Una de las claves para lograr una marca personal efectiva es entablar una conexión emocional con la gente. En este sentido, necesitas tener un trato empático con las personas porque esto genera valor.

“Dentro de cada ser humano, el más profundo deseo es el de ser apreciado por los demás. Si tú das un reconocimiento sincero tú te estás posicionando. Con esto ya tienes a alguien que cree en ti, te apoya y que va a hablar bien de ti”, explica el académico del ITESM.

Escucha. Hacerlo cuesta trabajo, pero viene de la mano de lograr una conexión emocional con los que te rodean, por lo que es una de las habilidades necesarias para lograr una marca personal efectiva. “La gente está mil veces más interesada en sus necesidades que en las tuyas y tú como proveedor de un bien o servicio necesitas hacerte ‘resolvedor’ de problemas”, menciona Ortiz.

Sé congruente. En este punto coinciden todos los especialistas. Para lograr un buen personal branding debe existir correspondencia entre lo que se piensa, se dice y se hace. “La gente confía en gente íntegra. Cuando una persona es descubierta mintiendo, toda la confianza que se construyó durante mucho tiempo, se derrumba”, explica Ortíz.

En este sentido, es necesario ser congruente con los atributos de marca que quieres proyectar, explica Ana Vásquez Colmenares, especialista en branding personal, imagen y reputación. Por ejemplo, responsabilidad o madurez.

Desarrolla habilidades. Tanto a nivel social como intelectual. Aquí entra tanto el aprender idiomas, estudiar otra carrera, maestrías, doctorados o titúlate, si aún no lo has hecho.

“En la medida que tengas herramientas adquiridas y aptitudes distintas a tu carrera será más fácil que obtengas un trabajo”, destaca Ana Vásquez Colmenares, especialista en branding personal, imagen y reputación.

En cuanto a las sociales, requieres ser empático y cooperativo.

“Necesitas ser detallista, traerle el café al compañero del escritorio de junto, acordarte de su cumpleaños, ofrecerte para hacer un pequeño favor sin que te lo pidan, por ejemplo”, resalta Vásquez.

Temas Relacionados
mejor marca eres único