Management. Un mundo de interrupciones. Trabajar en medio de la vorágine

La tecnología y los cambios en las formas de trabajar nos han beneficiado, pero también han creado un mundo en el que es más fácil distraernos y, con ello, estresarnos
Management. Un mundo de interrupciones. Trabajar en medio de la vorágine
Ilustración: Dante de la Vega
13/06/2018
11:45
Mariana F. Maldonado
-A +A

Estás sentado en tu escritorio, listo para redactar ese informe que llevas días sin  terminar. Estás por escribir cuando el led de tu celular empieza a tintinear: Tienes un nuevo mensaje de Whatsapp. Te asomas para ver quién escribe y es tu madre. Decides dejarla por un momento para continuar con el documento, pero de pronto, otra notificación vuelve a hacer tintinear al móvil, pero esta vez es de un amigo que te ha escrito al Facebook. 

No resistes la curiosidad de lo que te han escrito, desbloqueas y abres para ver el mensaje. Mientras, en tu computadora sigue tintineando el cursor en la página en blanco, en donde debería estar un informe que no has podido  empezar del todo. Suena la alerta que te avisa en tu computadora la llegada de un nuevo correo electrónico. Tu compañero que está sentado al lado de ti en el coworking en el que laboras, no ha parado de reírse por teléfono toda la mañana. De pronto volteas a ver al reloj y es casi la una de la tarde. ¿A dónde se fue todo este tiempo en el que pensabas trabajar? De plano respiras profundo para ver si de una vez por todas, puedes empezar lo que debías haber iniciado hace tres horas. 

La tecnología ha traído una nueva forma de trabajar que si bien ha simplificado mucho de la manera en la que se desempeñaba uno  antes, también ha derivado en nuevos retos a los que los colaboradores y sus empresas se enfrentan cada día. Entre estos retos, están las distracciones, las cuales están de manera inevitable y compleja  y forman parte de nuestras vidas. 

Queremos trabajar pero la bandeja de correo no deja de llenarse con más pendientes urgentes pero no importantes. El celular sigue tintineando con uno o decenas de mensajes a la espera de una contestación.Las herramientas que originalmente fueron creadas para hacernos la vida más fácil se están volcando contra nosotros y estas distracciones hacen que el estrés y la desmotivación se hagan manifiesto en los empleados, según el estudio de la plataforma Udemy.

Por desgracia, los empleadores ni se enteran, al menos no de boca de sus colaboradores. El 66% sabe que necesita herramientas para enfrentar estas distracciones pero no lo ha hablado con sus jefes por temor a que esta pueda ser vista como debilidad. 

¿En quién recae la responsabilidad de hacerle frente a este fenómeno? Si bien enfrentar  las distracciones es una labor que  tiene que ver con cómo se enfrenta a ello el trabajador, también recae en la responsabilidad de la empresa, ya que esta debe intentar que sus colaboradores aprendan cómo gestionar el ruido y las interrupciones, explican.  

Artículo
Tienes una meta, pero qué pasa si todo sale mal cada vez que estás a punto de lograrla, o si al hacerlo eres infeliz
Management. Miedo al éxito. Cuando triunfar dueleManagement. Miedo al éxito. Cuando triunfar duele

¿Qué es lo que distrae a los colaboradores? Principalmente, compañeros escandalosos (80% lo asegura) y oficinas ruidosas (70%). Pero también el  nuevo ritmo de trabajo. 
“Las oficinas abiertas donde todos se sientan en una misma habitación  y la necesidad de colaboración entre empleados,  hace que los empleados se vean con las agendas llenas y sin tiempo”, explica Denisse Halm, directora para Hispanoamérica en Udemy. 

La peor distracción 

El teléfono inteligente se ha vuelto una de las distracciones más importantes del lugar de trabajo. 62% de las personas pasa alrededor de una hora en sus teléfonos celulares. En este sentido, es importante entender que de alguna manera, nosotros nos metemos en este embrollo, porque decidimos atender a muchos amos al mismo tiempo. 

 Aunque es importante entender que para cada generación el móvil representa distinto nivel de distracción. Mientras que para la  más joven la tecnología usada para actividades personales (Facebook, Whatasapp, Instagram, etcétera) representa en su mayoría —78% lo sostiene— una fuente de distracción mayor que el uso de herramientas de trabajo tecnológicas, para la generación X esto resulta menos peligroso, ya que sólo 57% lo considera así. 

Para los que de plano estas actividades no representan la mayor distracción son los baby boomers, los cuales sostienen que las herramientas de trabajo (57% lo piensa así) son el distractor principal, sobre la tecnología usada para fines personales (sólo 43% lo asegura), según este mismo estudio de Udemy. Eso sí, para todas las generaciones (65% lo piensa), el Facebook es su gran distractor en línea. 

Lo que puedes hacer 

Ahora bien, ¿qué les queda a los trabajadores frente a esta vorágine de distracciones? Si bien en las empresas recae una gran parte de la responsabilidad para entrenarlos a ser productivos a pesar de estas, los empleados pueden tomar medidas que pueden ayudarlos a evitar todas tus distracciones. 

La primera es, por supuesto, relacionada con el celular. Una persona puede revisar hasta 100 veces su teléfono, de acuerdo con Udemy. Así, es necesario considerar separarse del aparato, ponerlo en silencio y hasta el fondo del cajón mientras se está trabajando.  

Pero no todo tiene que ver con el celular. También es importante cambiar de ambientes. Es decir, si ya sabes que en tu oficina están esos compañeros tuyos que son muy escandalosos, considera pedir una sala de juntas aparte. 

Por desgracia, hoy, precisamente con tantos distractores en el lugar de trabajo, nuestra concentración está entrenada para mantenerse sólo unos minutos.

Comentarios