Reformas impulsan confianza en México

Cartera 13/03/2013 00:07 Actualizada 08:29

La evaluadora internacional de riesgo crediticio Standard & Poor’s mejoró la perspectiva de las calificaciones de la deuda soberana de México de largo plazo, de “estable” a “positiva”, lo que significa que podría aumentar la nota de dichos bonos del gobierno.

La calificadora expuso que la capacidad de la actual administración para capitalizar el impulso político en el primer año o año y medio del gobierno “será crucial para la calificación crediticia futura de México”.

En Twitter, el titular de Hacienda, Luis Videgaray dijo que: “Standard & Poor’s mejoró la perspectiva de calificación de México de Estable a Positiva. Buena noticia, nos motiva a seguir trabajando”.

Las reformas estructurales que están ocurriendo en el país se han traducido en una mayor confianza y en entradas de recursos del exterior que han llevado a una fuerte apreciación del peso frente al dólar.

Salvador Orozco, subdirector de mercados financieros de Santander, comentó que la apreciación del tipo de cambio refleja la confianza que hay entre los inversionistas en torno a la discusión y aprobación de las reforma estructurales.

El especialista agregó que la entrada de flujos foráneos de cartera al mercado mexicano, explica también la revaluación del tipo de cambio pues el dólar alcanza un precio de 12.47 pesos, nivel que no se veía desde hace año y medio.

El indicador de riesgo país se situó en 105 puntos, el nivel es el más bajo desde octubre de 2007.

Gabriela Siller, directora de análisis económico de Banco Base, otorgó 75% de posibilidad a que las empresas calificadoras eleven la nota crediticia del país al final del año.

Explicó que esto significaría una mayor entrada de capitales y una reducción de la tasa de interés, que haría más barato el fondeo del gobierno y de las empresas. Esto haría viable o barato pedir prestado.

“Así como en 2008 hablábamos de que todo estaba mal, ahora parece que todo está bien e inclusive se tienen muy buenas expectativas sobre la economía mexicana”, dijo.

Siller del Banco Base añadió que las reformas fiscal y hacendaria se traducirían en un incremento del Producto Interno Bruto (PIB) de dos puntos porcentuales, con lo que podría llegar hasta 5.5%