Se encuentra usted aquí

Turismo tiene su mayor alza en 9 años

12/05/2016
01:24
-A +A

La actividad turística en México repuntó el año pasado debido a la depreciación del peso frente al dólar, que favoreció el flujo de visitantes extranjeros y retuvo a los mexicanos para que viajaran más al interior del país, así como por la mayor promoción de destinos diferentes a los de “playa y sol” con que cuenta el territorio nacional.

El Inegi informó que el Indicador Trimestral del PIB Turístico avanzó 1.4% en términos reales durante el cuarto trimestre del año pasado, respecto al trimestre inmediato anterior, con lo que el crecimiento anual acumulado fue de 4.2% en 2015, la tasa más alta desde 2006.

Impulso por depreciación. “La depreciación del peso frente al dólar hace más atractivo a México, pero por otro lado, retiene al turista nacional para no salir al extranjero porque ahora le resulta más caro viajar al exterior.

“Ese tema, junto con la promoción de nuestros destinos nacionales, fueron factores clave para que el PIB turístico haya repuntado en 2015”, comentó Jorge Hernández, presidente de la Federación Mexicana de Asociaciones Turísticas (Fematur).

“En el plano nacional, la infraestructura se ha expandido, las inversiones en hotelería han aumentado y los servicios se han proporcionado no sólo con mayor calidez, que es como se nos conoce, sino también con mayor calidad”, agregó el directivo.

Al interior del PIB turístico, la oferta de bienes y servicios reportaron alzas importantes. La oferta de bienes y artesanías registró un incremento anual de 5% en 2015, luego de que en los dos años anteriores había tenido retrocesos de 5.3% y 5.5%.

Las actividades que tienen un mayor peso en el PIB turístico son los servicios, que comprenden alojamiento, restaurantes, bares y centros nocturnos, comercio y esparcimiento, entre otros. Durante el año pasado, el PIB de los servicios en el sector registraron un incremento anual de 3.9%, el incremento más importante cuando menos desde 2012.

Consumo récord. Este dinamismo fue impulsado por el mayor consumo turístico, que durante el año pasado reportó un alza de 6.4%, el aumento más importante desde 2005, cuando inició el registro de este indicador.

Mientras que el consumo realizado por nacionales reportó un incremento acumulado anual de 3.2%, el consumo receptivo, es decir, el que realizan los extranjeros que visitan el país, registró una tasa récord de 29.4%, después de que el año pasado logró un incremento de 15%.

El año pasado, el número de visitantes extranjeros al país ascendió a 87.2 millones de personas, cifra 7.6% superior a la registrada un año antes, y aun cuando el gasto promedio no aumentó, el ingreso al país por este concepto fue de 17.4 mil millones de dólares.