Gasolinazos seguirán hasta 2014: expertos

Cartera 11/03/2013 03:27 Actualizada 08:22

Los aumentos mensuales a las gasolinas en México continuarán hasta el cierre de 2014, aún cuando su cotización alcance y supere el precio de referencia internacional, advierten especialistas del sector.

Acutualmente, el precio de la gasolina Magna en México es de 11.14 pesos, mientras que el precio internacional de referencia (de EU) es aproximadamente de 12.07 pesos, una diferencia de 93 centavos (8.35%).

De continuar el desliz mensual como hasta ahora (11 centavos), y mantenerse la cotización internacional en torno de su precio actual, los especialistas estiman que a fines de este año o principios del siguiente, el precio de la gasolina Magna alcanzará al precio de referencia internacional.

Pero otras estimaciones ubican el precio internacional del combustible en 14.19 pesos, por lo que el diferencial de precios podría mantenerse.

Los analistas del precio internacional del petróleo consideran que la sobreoferta que hay de destilados en la región de Texas podría provocar una baja en los precios del aceite, sin embargo, estos excesos se compensan con que se mantiene alto el precio, señala estudio de Oil Market.

La política del desliz en el precio de la gasolina es una condición presupuestal acordada en 2011 por los diputados, por lo que hasta 2014 se tienen contemplados los ajustes mensuales.

“El desliz que origina el incremento en el precio de las gasolinas no parará al menos de aquí hasta que termine el 2014 en que se vuelva a tomar la Ley de Ingresos”, afirmó Raymundo Tenorio, director de la carrera de negocios del Tecnológico de Monterrey.

El especialista en energía comentó que si en algún momento llegaran a igualarse los precios de las gasolinas de México y la de Estados Unidos e inclusive estar por arriba, el precio de la gasolina sería congelado o se optaría por un menor desliz como sucedió en 2009 en el gobierno de Calderón.

El analista del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE), Alejandro Villagómez, explicó que el precio de la gasolina no lo dejarán de acuerdo con la oferta y la demanda, porque en buena parte son impuestos, además de que es un precio de política pública. “Una vez que lleguen a lo que han considerado el techo ahí lo van a fijar, si de repente sube por inflación o porque el precio internacional se eleve, se optará por subirlo”