Se encuentra usted aquí

Emisoras reportan menos impuestos

09/08/2016
01:43
-A +A

Los principales corporativos del país reportaron una reducción de 6% en el pago de impuestos a la utilidad durante el primer semestre de 2016 en comparación con el mismo periodo del año anterior.

De enero a junio de este año, la suma total de los impuestos pagados por las 36 compañías más importantes del país integradas en el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) mostraron una disminución equivalente a 3 mil 287 millones de pesos en sus pagos al fisco.

De acuerdo con un ejercicio realizado por EL UNIVERSAL, las corporaciones dentro del IPC, sin incluir a ICA, pagaron un total de 48 mil 114 millones de pesos en impuestos en los primeros seis meses de este año, una cifra menor en relación a los 51 mil 402 millones de pesos reportados el mismo lapso del año previo.

Los corporativos con las reducciones más importantes en impuestos fueron América Móvil con baja de 53.3%, Cemex 47.9%, Inbursa 36.8%, Santander 33%, Coca-Cola Femsa (KOF) 26.5%, Televisa 15%, Alsea 8.4%, Femsa 7.4%, Ienova 5.3% y Grupo México con reducción de 2.2%.

Reportes trimestrales.

Las empresas que están en la bolsa de valores deben de reportar sus resultados a los inversionistas cada tres meses. En estos documentos conocidos como estados financieros las compañías reportan datos como ingresos, costos de ventas, gastos, utilidad de operación, flujo operativo e impuestos a la utilidad, este último fue tomado para el presente análisis.

“Lo que se entiende como impuesto a la utilidad es el Impuesto Sobre la Renta (ISR); sin embargo, se usa un término genérico porque puede ser que las empresas tengan subsidiarias fuera de México, entonces allá se llama diferente por eso es un término más amplio”, explicó Víctor Pérez, socio de impuestos de KPMG.

En el caso de las compañías o personas morales, el impuesto no está ligado con la cantidad de ingresos obtenidos en un periodo. Este gravamen toma como base las ganancias de la empresa, es decir, el dinero tras el costo de ventas (compras de materia prima, gastos de fabricación y mano de obra directa) y otros gastos.

Durante el primer semestre de 2016, las compañías del IPC reportaron un incremento en ingresos de 11.7%, cifra que contrastó con la reducción en el pago de impuestos.

“Muchas veces asumimos que el impuesto se determina sobre los ingresos, pero puede ser que una compañía incremente sus ventas, pero sus gastos también aumenten y entonces tendrá una utilidad menor, por lo tanto un menor pago de impuestos”, agregó Pérez.

Explica que hay diferencias entre reportes financieros e información fiscal de una compañía, por lo que es poco preciso decir que las empresas pagaron menos impuestos con base en su información financiera, ya que hay elementos como impuestos diferidos y deducciones.

Los impuestos diferidos son los gravámenes adelantados o aplazados, lo cual genera discrepancia entre información contable y la fiscal.

Con impuestos diferidos, cuando una compañía tiene pérdidas fiscales en un año no declara, pero si en el siguiente tiene utilidades puede reducir el pago de impuestos por pérdidas del año pasado, abunda Pérez. “No necesariamente lo que está en los estados financieros son impuestos que se hayan pagado o no”, aclara.

Casos específicos.

En el caso de América Móvil, las razones para reportar una reducción en los impuestos fue un mayor costo de ventas (costos en servicios y equipo), así como gastos de comerciales, generales y de administración.

El aumento en estos rubros derivó en una menor base gravable. En el semestre, los ingresos de Amx (por su clave de cotización) subieron 3.8%, pero fueron “inflados” por la apreciación de otras monedas con respecto al peso.

En Cemex, la empresa reportó una mayor utilidad este primer semestre, sin embargo, reportó una menor cantidad de impuestos pagados. En las notas de su reporte se muestra que esta diferencia surgió de una reducción del impuesto diferido por 938 millones de pesos, contrario a lo ocurrido el mismo lapso del año previo, entre otros factores.

Inbursa reportó mayores ingresos en el primer semestre, pero su utilidad de operación fue menor, lo que dio menor monto gravado.

Por su parte, KOF reportó una menor utilidad, lo que originó una menor cantidad de impuesto causado e incluso sumó un impuesto diferido por mil 101 millones de pesos que no alcanzaron a superar el gravamen del año previo.

Televisa tuvo mayores ingresos, pero su utilidad de operación fue menor por mayores gastos de administración y otros gastos. Esto derivó en menor utilidad gravable. Su impuesto causado fue mayor este año, pero lo logró reducir con un diferido por 2 mil 89 millones de pesos.

En el caso de Alsea, la empresa tuvo mayores ingresos, pero su utilidad gravable fue menor, debido a mayores gastos financieros y a la participación en la utilidad de asociadas y negocios conjuntos. Su impuesto causado fue menor, y además reportó una reducción por un impuesto diferido de 75 millones de pesos.

FEMSA reportó más ingresos, pero este año tuvo un menor impuesto causado e incluso al sumar parte de su diferido por 459 millones de pesos resultó una cantidad menor a 2015.

Ienova redujo el rubro de impuestos a la utilidad por un diferido de 7 millones de pesos.

Grupo México tuvo un menor impuesto causado, que le alcanzó para sumar un diferido y mantenerse debajo del primer semestre de 2015. Tuvo menores ingresos pero tuvo mayores gastos financieros y recibió ingresos adicionales.

En términos de monto, las empresas que pagaron menos impuestos a la utilidad fueron Telesites, Mexichem, Ienova, La Cómer, ICA, Alsea, Genoma Lab, OMA, Banregio y Elektra. Estos corporativos pagaron menos de 500 millones de pesos de impuestos en el primer semestre del año; Telesites y Mexichem reportaron cifras de impuestos negativas.

Más pagadoras

Las compañías con mayor crecimiento en el pago de impuestos fueron Gentera con 316%, OHL 178%, Volaris 133%, Pinfra 120%, Grupo Aeroportuario Centro Norte (OMA), Bimbo 60.9%, Alfa 50.1%, Grupo Aeroportuario del Sureste (Asur) 33.3, Nemak 23% y Gruma con un aumento de 20.7%.

Aquellas emisoras que pagaron la mayor cantidad de impuestos en monto fueron América Móvil con 6 mil 770 millones de pesos (mdp), Walmart de México y Centroamérica 5 mil 261 mdp, Femsa 3 mil 383 mdp, Banorte 3 mil 137 mdp, Bimbo 2 mil 608 mdp, Arca Continental (AC) mil 828 mdp, KOF mil 622 mdp, Grupo Carso mil 614 mdp, Cemex mil 463 mdp y Alfa con mil 447 mdp en la primera mitad del año.

La deducción de inversiones, la desaceleración económica, el impacto en el tipo de cambio y las estrategias de ingeniería fiscal son parte de posibles causas consideradas por especialistas para un menor reporte de impuestos.

“Con todos los efectos económicos en el país que causan bajas ventas, es posible que las empresas hayan reconocido ingresos por un contrato ya gravado o anticipos de clientes gravados, pero que financieramente no estaban porque no se reportaban esos ingresos”, detalla Mario Arteaga, socio de impuestos de PwC.

Consideró que hay efectos “de la temporalidad que tienen (las empresas), para efectos fiscales hay provisiones no deducibles hasta que no las pagas, entonces financieramente tomo la deducciones, pero fiscalmente no”.

Ley, un queso

Raymundo Tenorio, catedrático del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), explicó que la ley es como un queso gruyer con muchos hoyos, por cual los contralores y contadores se aprovechan para pagar de impuestos.

“Hay desde devoluciones del Impuesto al Valor Agregado (IVA), devolución de impuestos por ubicar la empresa en un nuevo parque empresarial y muchas otras”, comentó.

Herbert Bettinger, socio director de Bettinger Asesores, comentó que cuando las empresas están en auge económico buscan estrategias fiscales, pero en la actualidad no tenemos tiempos de bonanzas por lo que no hay razón para este tipo de planeaciones para reducir impuestos.

“Estamos en un momento de concentrarte en ahorrar, ser más cuidadosos con el gasto y tratar de producir lo que puedas vender”, añadió.

En conclusión, los reportes financieros muestran una reducción en el pago de impuestos de las principales compañías del país, pero los especialistas consideran que esto puede ser un escenario afectado por movimientos fiscales. El dilema es pagaron o no pagaron.