Peña Nieto ve fortaleza en economía mexicana

08/11/2012
02:11
-A +A

Enrique Peña Nieto, presidente electo, sostuvo que México puede convertirse en una potencia económica como consecuencia del escenario mundial y de la gran fortaleza de la economía nacional.

Destacó que mientras en el mundo se observan crisis financieras, de carácter regional en Europa y la desaceleración económica en otros países, México mantiene una condición de estabilidad económica y de salud en sus instituciones financieras.

“Creo que México puede transitar hacia mejores condiciones, hacia la consolidación de sus fortalezas y aprovecharlas, para realmente ver materializado el anhelo y el sueño de muchos mexicanos de tener un mejor país”, señaló.

Durante la Primera Sesión Plenaria de Consejeros del Grupo Financiero Banorte-Ixe, que se realizó en privado el martes por la noche en el Alcázar del Castillo de Chapultepec, el priísta anunció la creación del Plan Nacional de Desarrollo de Infraestructura de carácter transexenal.

Precisó que este plan tiene el fin de elevar la competitividad y la productividad en el país, que estará dotado de un marco legal que dé lugar a asociaciones público-privadas bajo distintas modalidades y mecanismos de asociación.

Dentro de estas acciones precisó que se encuentra la decisión de convertir a México en una potencia energética, favoreciendo la entrada de capital privado a Pemex, sin que ello signifique privatización, insistió, así como su interés en fomentar nuevas fuentes de energía.

En este encuentro de Banorte-Ixe participaron el ex presidente Ernesto Zedillo; el ex presidente del Gobierno de España, Felipe González; el ex presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos, Alan Greenspan; el ex presidente del FMI Michel Camdessus y el ex gobernador del Banco de México, Guillermo Ortiz, entre otros.

Ahí, Peña Nieto subrayó que en medio de la crisis y la desaceleración económica en algunas regiones del mundo, México puede transitar hacia la consolidación y aprovechamiento de sus fortalezas gracias a su estabilidad económica y salud financiera de sus instituciones.

En su discurso el próximo presidente del México delineó algunas de las acciones que impulsará para el crecimiento económico a partir del primero de diciembre:

Manejo responsable de las finanzas públicas; mantener la autonomía del Banco Central para mantener estabilidad macroeconómica; y el fomento a la competencia en todos los ámbitos de la economía, porque “tenemos que reforzar la capacidad del Estado mexicano para alentar la sana competencia que vaya en beneficio de los mexicanos”, indicó.

Insistió en que el país requiere reajustar la estrategia en materia de seguridad, lo cual demanda el fortalecimiento de las instituciones del Estado, “no de algunas, sino de todas”, dado que corren en paralelo en los tres poderes. “Es tarea del Estado mexicano en su conjunto”, dijo.