De vendedora a la primera mujer al volante

08/08/2016
01:05
-A +A

En 2001, Mayra González llegó como asesora de ventas para la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) a la financiera Renault Financial Services como parte de la alianza Renault Nissan en México.

No era la primera vez que Mayra vendía automóviles. Su trabajo anterior fue justo como vendedora de vehículos en Chevrolet.

Después de 15 años y gracias a los buenos resultados que obtuvo al frente de varios puestos en el área de ventas, Mayra González asumió el pasado 1 de julio el cargo de presidenta y directora general de Nissan Mexicana.

Es la primera mujer en dirigir la operación de un país en Nissan a escala mundial y la primera mexicana al frente de una armadora en el país.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Mayra González dice que vender está en su sangre, pues su abuelo y su tío fueron representantes médicos de la industria farmacéutica y ella vendía dulces desde pequeña.

“Las ventas las traigo en la sangre porque mi abuelo fue el mejor vendedor de un laboratorio farmacéutico durante 50 años y así conoció el mundo. Yo vendía dulces en la escuela desde los 8 años y casi me expulsan porque vendía más que la cooperativa. Las ventas eran lo mío, me las ingeniaba porque era algo que me gustaba mucho, al paso del tiempo le di camino, pero sigo vendiendo”, comenta.

Mayra fue gerente nacional de ventas en Nissan en 2009, en plena crisis automotriz, donde a pesar del entorno adverso para la compra de automóviles dio buenos resultados.

En 2011 la nombraron directora de Desarrollo de Red de Distribuidores, donde estuvo a cargo de la reubicación de varias agencias en el país.

“Fue un proyecto que marcó mi vida profesional, muy intenso, requirió de mucho esfuerzo e ímpetu, valentía, y es el proyecto más importante a escala global de distribución porque hizo la red más rentable del mundo”, dice.

“Los flujos de compradores cambian, las ciudades cambian, son ciudades vivas. Era asegurarnos que teníamos al distribuidor correcto, en el lugar correcto, en la dimensión correcta para que el cliente tenga sólo una cara de Nissan”, detalla González.

En el año fiscal 2012, después de la reorganización de la red de distribución local, la compañía vendió 26 mil vehículos más.

Actualmente, Nissan cuenta con 230 agencias en el país.

Líderes en ventas

Nissan es la automotriz con el mayor volumen de ventas en los últimos siete años.

En julio, la compañía comercializó 33 mil 201 vehículos, el mejor resultado para un mes de julio en su historia, alcanzando una participación de 25.2% de mercado.

Los automóviles más vendidos fueron: Versa, con 8 mil 19 unidades; NP300, con 6 mil 63 unidades; Tsuru, con 4 mil 486 unidades; Sentra, con 4 mil 287 unidades, y March, con 4 mil 238 unidades.

Con estos resultados, González considera que sus principales retos al frente de Nissan Mexicana son consolidar la posición de la compañía, mejorar el servicio de post venta e impulsar el talento humano.

“El hecho de que hoy seamos líderes no es una casualidad, yo siempre digo que los sueños no se cumplen, los sueños se trabajan. Nosotros trabajamos muy duro para llegar al liderazgo, pero necesitamos una consolidación”, apunta Mayra González.

En el área de post venta, la nueva presidenta quiere mejorar la experiencia del cliente a través del servicio, rapidez y transparencia, para que todo el proceso de mantenimiento de un vehículo sea claro para el cliente.

Su tercer objetivo va a ser impulsar el talento mexicano. “Hay que crear las herramientas internas para que ese talento se desarrolle y sobre eso, escoger a los mejores para que puedan ocupar mucho más posiciones estratégicas”.

Nissan emplea a 15 mil personas en sus instalaciones en Aguascalientes, Ciudad de México, Cuernavaca, Manzanillo y Toluca.

Decisión valiente

La nueva directora general de Nissan Mexicana considera su designación como una decisión valiente e inteligente, pues 50% de la población son mujeres y 49% de los clientes de empresa representa a este género.

Pero el camino no fue fácil, Mayra González tuvo que prepararse mucho para enfrentarse a la discriminación por ser mujer.

“Cuando era responsable de la zona norte del país tenía que manejar más de 20 horas para llegar a un distribuidor y lo más pesado era llegar con el dueño y que me pusiera atención”, recuerda la directiva.

“Tienes que llevar mucha información, mucha preparación, para que tú le digas algo y te empiece a escuchar. Con el tiempo ganas respeto, confianza y con consistencia, luego les da gusto que llegues”, agrega.

El hecho de que Nissan sea una empresa japonesa no representó una mayor dificultad para ascender profesionalmente, asegura, porque los japoneses respetan mucho la organización y la jerarquía.

“Nissan se distingue por ser diversa e incluyente. No olvidemos que desde hace mucho tiempo no tenemos un presidente japonés”, indica González.

Los anteriores presidentes de Nissan Mexicana han sido de diferentes nacionalidades: brasileño, argentino, español y mexicano, pero todos hombres. “La noticia no debe ser que yo sea mujer, eso es irrelevante, porque yo llegué aquí porque soy buena en lo que hago, porque he dado resultados consistentes durante muchos años. He pasado por muchas áreas y es una coincidencia, pero cuando eso deje de ser noticia, vamos a evolucionar”, apunta.

Mayra González estudió Mercadotecnia en la Universidad Tecnológica de México, un posgrado en Publicidad por la Universidad Anáhuac del Norte y otro en Negocios en la International School of Canada.