Inflación, encima de 4% en julio

Cartera 08/08/2014 01:12 Actualizada 03:30

[email protected]

La inflación tomó fuerza en julio por alzas de productos agropecuarios y gasolinas, y se ubicó por encima del límite superior del Banco de México (Banxico), lo que no sucedía desde abril cuando alcanzó 4.23%.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC ) aumentó 0.28%, con lo cual la inflación anual se ubicó en 4.07%, arriba del 3.47% del mismo periodo del año anterior, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

La mayor inflación se debió a la baja base de comparación anual (en julio del año pasado el crecimiento mensual del INPC fue de -0.03% respecto a 0.28% en este año), así como el regreso de los precios agropecuarios, al repuntar el costo del jitomate y de la carne de cerdo, comentó el analista económico de Banamex, Arturo Vieyra.

Entre los productos que más contribuyeron a este incremento de precios en julio fueron: servicios turísticos en paquete, con alza de 9.77% en el mes; el jitomate, con 15.94%; gasolina de bajo octanaje, 0.72%; carne de cerdo, 3.75%; transporte aéreo, 11.55%; cebolla, 18.56%; carne de res, 0.83%; vivienda propia, 0.13%; restaurantes y similares, 0.41%; y loncherías, fondas y taquerías, 0.35%.

También se observaron algunos impactos estacionales en el resultado de la inflación durante julio pasado como los relacionados con los servicios turísticos y de transporte, que son factores que se repiten en esta época del año. Adicionalmente, siguieron los aumentos en algunos precios como en alimentos procesados y algunos bienes agrícolas y de energía, explicó el analista de Santander, Rafael Camarena.

Por lo que respecta al índice de precios subyacente, que elimina los bienes y servicios cuyos precios son más volátiles, registró un aumento de 0.19% y una tasa anual de 3.25%. Por su parte, el índice de precios no subyacente tuvo una variación de 0.56%, así como una tasa anual de 6.83%.

Sobre si este repunte de precios es un limitante adicional para la reactivación de la demanda interna, Rafael Camarena advirtió que sin duda una inflación cercana a 4% no es favorable para el consumidor, pero las revisiones salariales han estado por arriba de ese nivel, desde luego a los consumidores les gustaría ver una inflación más hacia 3% o 3.5% que es la meta del Banxico, indicó.

Para Arturo Vieyra, la inflación anual tocó su piso en 3.5% en el bimestre abril-mayo, a partir de junio inició su ascenso, y estima que la inflación general se mantendrá rondando 4.0% en los meses siguientes, para finalizar el año en 3.7%, una vez que se disipen los factores que originaron el alza reciente.