Banxico alerta por efecto inflacionario

Cartera 08/08/2014 01:12 Actualizada 10:01

La propuesta de incrementar los salarios mínimos podría generar una espiral inflacionaria y desvanecer los efectos esperados por esa medida, advirtió el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens.

“A nosotros nos preocupa el posible impacto inflacionario de esa propuesta. En la medida en que no vengan acompañados los aumentos salariales de productividad pueden generar inflación y hacer que los salarios reales, que son los que realmente importan, no aumenten”, dijo luego de participar en el 35 aniversario del Banco Latinoamericano de Comercio Exterior (Bladex).

Recientemente, el presidente del Partido Acción Nacional (PAN), Gustavo Madero, propuso la revisión del salario mínimo mediante una consulta popular en las elecciones de 2015.

En principio, el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, planteó aumentar el ingreso base de los trabajadores y romper con el rezago salarial.

Agustín Carstens comentó durante el evento que las reformas estructurales emprendidas en los últimos meses fortalecerán y elevarán el potencial de crecimiento de la economía mexicana, lo cual resulta un diferenciador con otros países emergentes y avanzados.

“La ventaja de México, respecto a otros países emergentes y avanzados, nos las darán las reformas estructurales que ya hicimos. Podemos decir que ya todas las reformas están en su lugar y ahora el gran reto va ser implementarlas para que estimule el crecimiento económico del país”, comentó.

Resaltó que desde el punto de vista cíclico, la economía mexicana se verá beneficiada de la recuperación que muestra la actividad productiva estadounidense; sin embargo, desde la parte estructural, las reformas potenciarán el crecimiento del país.

“Lo que va hacer que la economía pase de un crecimiento potencial de 3 a 5% en dos o tres años o hacia finales de esta administración son estas reformas energéticas, que, además de implementarse correctamente, van a tener la capacidad de generar sinergias entre ellas mismas”, explicó.

Aumenta pobreza laboral

De acuerdo con el líder blanquiazul, la propuesta de mejorar el salario busca garantizar una remuneración digna para los trabajadores, con el fin de lograr un bienestar mayor para sus familias y una mejor distribución de la riqueza.

De acuerdo con cifras de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, del Inegi, al primer trimestre del año hay poco más de 49.3 millones de personas ocupadas en el país.

De ese total, casi 6.5 millones de personas sólo ganan un salario mínimo (2 mil 20 pesos mensuales en el área A, y mil 915 pesos para la B).

El mayor volumen de personas remuneradas se encuentra entre quienes ganan entre uno y dos salarios mínimos y donde, según el Inegi, hay casi 12 millones de personas. Otros más de 11 millones de personas se concentran en el grupo de quienes ganan de entre dos y tres mínimos.

Significa que seis de cada 10 trabajadores en el país tienen ingresos abajo de 6 mil pesos al mes.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) reveló que el Índice de Tendencia Laboral de la Pobreza registró un crecimiento anual de 3.46% en el primer trimestre de 2014.

Esto significa que aumentó el porcentaje de personas que no pueden adquirir la canasta alimentaria con su ingreso laboral. En áreas rurales la canasta se adquiere con 857 pesos, mientras en plazas urbanas mil 225 pesos.

Temas Relacionados
Banxico alerta efecto inflacionario