Dan más cobertura a hombres, según IMSS

Cartera 08/03/2013 00:22 Actualizada 09:22

El trabajo femenino presenta un rezago frente al masculino, debido a que hay una brecha entre la proporción de empleados formales que cotizan en el IMSS y de las mujeres.

Al cierre de 2012, en México 38.8% de los registros ante el Segujro Social y con cuenta individual en una Afore son de mujeres; el resto, 61.2% de hombres.

Esta cifra se mantienen casi sin variación respecto a 2010 y 2011, cuando este indicador se ubicó en 38.5%; en 2009, la proporción era de 38.4%.

De acuerdo con un informe de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), del total de cuentas de mujeres, 42.8% son de personas con menos de 36 años; en 40.2% la edad va de 37 a 45 años; en 35% de 46 a 59 años y 24.1% son mayores de 60 años. Veracruz es la entidad en donde los trabajadores afiliados al IMSS tienen la menor proporción de mujeres respecto a hombres con 30.2%, seguido por Chiapas y Campeche con 31%.

En contraparte, los estados con una mayor proporción de afiliadas a las Afores son: Baja California con 45%.9, Chihuahua con 44.5%, Estado de México, Querétaro y Tlaxcala con 41%, el Distrito Federal y Aguascalientes con 40%.

La Consar puntualizó que en términos generales la edad promedio de los trabajadores tanto hombres como mujeres que cotizan al IMSS es de 39.4 años, cifra similar a la de la Población Económicamente Activa, que es de 38 años.

La dependencia federal puntualizó que poco más de 70% de las cuentas pertenecen a personas que tienen 45 años de edad o menos, mientras que sólo 9% es de los trabajadores mayores a 60 años, quienes son los más cercanos al retiro.

Más mujeres jóvenes

La Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) reportó que la distribución de las cuentas de ahorro para el retiro por rango de edad varía según el género del cuentahabiente.

De tal manera que en n el rango de trabajadores más jóvenes las mujeres representan más de 40%. Esta proporción baja de manera gradual al elevarse la edad.

En el rango de los empleados de mayor edad, las cuentas de hombres están en proporción de 3 a 1 respecto al sexo femenino.