Se encuentra usted aquí

Enfrente cuesta de enero sin deudas

08/01/2014
12:01
-A +A

Este año, México enfrentará la “cuestas de enero” más alta en los últimos 14 años, de acuerdo con el Banco de México (Banxico), por lo que para evitar afectaciones, las medidas que puede implementar el consumidor son reajustar su presupuesto, y si es el caso, buscar saldar sus deudas con el menor interés posible.

Si no tiene otra opción y pretende recurrir a casas de empeño, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), recomienda comparar cuál le ofrece mayor liquidez, seguridad y menor interés para recuperar su prenda.

La necesidad de disponer de dinero inmediato, advierte, hace que el usuario no compare la tasa de interés que le cobrarán.

Sin embargo, es necesario darse el tiempo para elegir la casa prendaria que cuente con más liquidez, es decir que el porcentaje sea mayor en el avalúo de su prenda y cuente con la tasa de interés más baja, considera.

También, debe verificar que el contrato esté registrado ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

A pesar de las recomendaciones emitidas por entidades financieras en meses anteriores, no resulta extraño que llegue enero y el pago del aguinaldo lo haya agotado en gastos navideños e incluso enfrente sobre endeudamiento.

En la encuesta “Administración y uso del dinero entre los mexicanos”, elaborada por IPSOS Bimsa en 2012, alrededor de 21% de los entrevistados afirmaron no llevar un registro de sus ingresos y sus gastos.

Mientras que 74% de ellos admitieron que durante el último año, al menos una vez, sus ingresos no le permitieron cubrir sus gastos cotidianos; mientras que 32% admitió que dicha situación le ocurrió “muchas veces” o “todo el tiempo”.

Sólo 29% de los participantes dijo tener la costumbre de comparar entre diferentes alternativas antes de comprar un producto o contratar un servicio.

Especialistas recomiendan que si tiene una deuda que implique intereses muy elevados, es aconsejable que termine de pagar o en su caso cambiar de acreedor por otro que le exija pagos más bajos por morosidad.