Ganaderos absorben alza de los insumos

Cartera 07/11/2012 16:25 Actualizada 22:33

Para los productores ganaderos de Querétaro, el 2012 ha sido de estabilidad pero sin crecimiento, afirmó el presidente de la Unión Ganadera Regional (UGR), Miguel Ozores Irastorza, además que los productores han tenido que absorber el aumento de los insumos.

En el caso del maíz, el precio por kilo llegó a los 5 pesos y el de la soya a 10 pesos, alimento base para los animales; igualmente el precio del forraje creció y los productores por su parte han tenido que asumir esos costos y mantener los precios en el mercado de manera equilibrada, sólo con ligeros aumentos.

“No registramos pérdidas pero tampoco tuvimos gran crecimiento (...) nos quedamos igual el principal conflicto fue precisamente el incremento en los insumos, el maíz, el forraje y eso provocó aumento en la carne, pero en general los precios se mantuvieron y eso provocó que no hubiera tantas ganancias”, afirmó Miguel Ozores.

A diferencia del 2011, caracterizado por sequía y grandes pérdidas de cultivos, en éste hubo una ligera recuperación aunque no al ritmo que se tenía proyectado; a pesar del aumento de la población las ventas se mantienen igual.

“Fue un año bueno, en lo que ha sido en el área ganadera de que los precios de los insumos se han ido a las nubes; no se ha dejado de producir pero no ha aumentado, es un estancamiento, no creció, no es de que se bajaran las producciones pero no ha crecido como una espera en términos de la población”.

Para los agremiados a la Unión Ganadera Regional (UGR) no han registrado pérdidas pero tampoco crecimiento, en el balance que hace el presidente de la UGR, Miguel Ozores, ha sido un año normal.

A pesar de que el clima fue favorable, al registrarse lluvias y almacenamiento de agua, el problema que enfrentaron los productores fue que subió el alimento para el ganado.

En el mes de agosto el precio en el mercado de la carne de res y cerdo, tuvo ligeros aumentos que fueron desde 1 hasta 10 pesos por kilogramo.

La escasez

A finales del mes de mayo fue que los productores comenzaron a verse afectados por el precio de los forrajes, registrando un aumento de mayo a agosto de 20% en los insumos; así lo explicó en su momento Juan Arreguín Olvera, presidente de la Central de Abastos de Querétaro.

“El aumento es producto de, justamente tanto de productos importados -derivado de la escasez de granos y en parte también se debe a la escasez en la producción de granos en Estados Unidos; en la producción local está el incremento de granos y forrajes lo que ha generado que vaya de la mano con el incremento que sí se ha dado”.

Durante dos meses los productores “aguantaron” el aumento en la carne, precios que no reflejaron del todo los incrementos de insumos; fue hasta agosto que tuvieron que aumentar ligeramente el precio “porque algunos productores ya no aguantaron, ya no pudieron sostener el aumento”.

Por parte de la UGR existen agremiados 4 mil productores, el balance que hace el presidente Ozores, es reflejo de lo que en general presentan todos los trabajadores del campo en queretano; en estas conclusiones, agregó, se suma el conflicto de los productores lecheros que han sido más afectados en la producción por lo poco redituable que resulta tener el producto final.