Banca logra en 6 meses ingresos

Cartera 06/08/2014 00:01 Actualizada 09:14

En el primer semestre de 2014, los bancos se embolsaron 41 mil 481 millones de pesos tan sólo por las comisiones que cobran a sus usuarios, revelaron datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Aun cuando la desaceleración económica pegó en el bolsillo de los mexicanos, las instituciones bancarias obtuvieron los mayores ingresos por las comisiones que cobraron por créditos al consumo con 13 mil 30 millones de pesos, lo que significó un crecimiento de 8.4% con relación a junio del 2013.

De acuerdo con las cifras del regulador del sector financiero, el monto en las comisiones de los créditos destinados al consumo es el más alto que se ha registrado en los últimos cinco años.

Dentro de éste, las comisiones por las tarjetas de crédito alcanzaron los 11 mil 819 millones de pesos de enero a junio de 2014, cifra 9% más alta que la reportada en el mismo lapso del año pasado, mientras la cartera en este mismo rubro sólo creció 1.2% anual a junio pasado.

Uno de los argumentos que dan los bancos para explicar el alza de comisiones, es que el crecimiento de la cartera de crédito impulsa un mayor nivel de ingresos por comisiones a las instituciones.

“Si aumenta la cartera de crédito, la cartera vencida y las comisiones pueden aumentar, porque hay un mayor número de acreditados”, aseguró el presidente ejecutivo de la Asociación de Bancos de México (ABM), Alberto Gómez, en su última reunión de Consejo.

La cartera vencida del sector bancario, al cierre de junio pasado, ascendió a 90 mil 593 millones de pesos, 18.6% mayor con relación al mismo mes del año pasado, mientras el índice de morosidad —la relación de la cartera total entre cartera vencida— fue de 2.97%, ligeramente superior al 2.72% registrado en junio de 2013, según la CNBV.

Las cifras del sector muestran que el incremento en las comisiones no corresponden al crecimiento de la cartera de crédito al consumo, la cual alcanzó un aumento de 4.2% anual a junio de 2014, de acuerdo con el Banco de México, mientras que el crecimiento de los ingresos por intereses de la cartera fue de 7.6% anualizado.

Enrique Díaz-Infante, investigador del Centro de Estudios Espinosa Yglesias, mencionó que los bancos siguen cobrando altas comisiones por los créditos que en algunos casos no corresponden al nivel de operación que registran, lo que debilita la actividad de los clientes.

“En ocasiones el costo de las operaciones en un cajero bancario son de hasta 30 pesos si no es de tu propio banco, lo que inhibe a los clientes a utilizar en mayor medida los servicios bancarios”, dijo el especialista.

Consumo acota crédito

Las comisiones que cobran los bancos por concepto de la anualidad de la tarjeta de crédito, ascendieron a 3 mil 731 millones de pesos de enero a junio de 2014, mientras que en el mismo periodo de 2013 lo reportado fue de 3 mil 536 millones de pesos, un aumento de 5.5%.

La analista de BBVA Research, Sirenia Vázquez, destacó que “es posible que el menor crecimiento del crédito, y en particular el de tarjeta de crédito, esté asociado al débil desempeño del consumo interno”.

En un análisis sobre el comportamiento del sector bancario, Vázquez precisó que “en mayo las ventas totales de la ANTAD crecieron a una tasa anual real de 3.4% con cifras ajustadas por estacionalidad; sin embargo, en junio su crecimiento fue de 0.5%”.

Por lo que toca a las comisiones generadas por tarjetas de crédito en los negocios afiliados, los bancos totalizaron 8 mil 89 millones de pesos en los primeros seis meses de 2014, un aumento de 10.7% anual.

El analista del sector financiero de la agencia calificadora Moody’s, David Olivares, subrayó que si bien el cargo de las comisiones que cobran los bancos aún tienen un margen para disminuir, esto se generará por una mayor competencia, ya que con ello se permitirá que todos las instituciones sean más eficientes.

“Con una mayor competencia en el mercado, los bancos deben ser más eficientes en el precio, como lo que ha sucedido con los productos de créditos hipotecarios, los cuales han estado disminuyendo en los últimos dos años”, dijo Olivares.

Por su parte, la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) recomendó que servicios como el retiro de dinero en cajeros de la red bancaria, llega a ser demasiado caro para los clientes, según el estudio que le encargó el Congreso de la Unión sobre el nivel de competencia en el sector financiero.

El estudio de la Cofece menciona que la infraestructura del sistema financiero se concentra en cinco instituciones bancarias, que controlan 85% de las sucursales, 80% de cajeros automáticos y 72% de módulos de corresponsables bancarios.

“Lo anterior refleja potenciales limitaciones en las condiciones de competencia y libre concurrencia que inciden negativamente en el bienestar de los consumidores a través de los precios, la calidad y la variedad de servicios financieros que adquieren”, dijo la Cofece.

Por su parte la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros (Condusef) ha mencionado que los bancos siguen cobrando comisiones e intereses muy altos, pero se tiene que atacar el problema de forma integral.

Por un lado, las instituciones financieras deben disminuir sus costos que transfieren a los clientes, mientras que en el caso de las personas recomienda que estén más informadas y que comparen los precios de las tarjetas de crédito.

El presidente de la Condusef, Mario Di Costanzo, expuso recientemente que la educación financiera es una herramienta determinante para que las personas busquen el menor precio en tarjetas de crédito, así como evitar usar plásticos en cajeros que no son los de su banco, salvo en circunstancias apremiantes.

De acuerdo al comparativo que realiza la Condusef, los seis bancos más grandes del sector son los que cobran las más altas tasas de interés siendo el promedio de la anualidad que pagan los clientes por sus tarjetas de crédito de 550 pesos en los productos financieros clásicos, mientras que el costo anual total (CAT) que incluye la tasa de interés que cobran por el financiamiento a través de las tarjetas y las comisiones totales, puede llegar a ser mayor a 50%.

En tanto la CNBV, ha reconocido que las comisiones y las tasas de interés no pueden bajar por decreto ya que esto sería en la práctica un control de precios, lo que generaría una distorsión en el mercado que al final sería perjudicial para todas las personas que utilizan los servicios financieros de la banca.

Temas Relacionados
banca logra meses ingresos