Nuevos impuestos dañan a la industria

Cartera 06/06/2014 01:06 Actualizada 10:23

[email protected]

Los nuevos impuestos que se cobran a productos con alto contenido calórico, el bajo nivel de consumo en tiendas departamentales, así como las proyecciones de crecimiento del país para 2014 de 2.7% llevarán a que la industria del envase y el embalaje tenga un incremento de 4%, cifra menor a los dos dígitos que reportó antes de la crisis de 2008.

El presidente de la Asociación Mexicana de Envase y Embalaje (AMEE), Luis Alberto Dueñas Lara, dijo que la Reforma Fiscal tuvo un doble efecto para el sector, por una parte bajo la demanda de empaques para alimentos y bebidas alto contenido calórico, como refrescos y botanas; además de que la baja en venta de las tiendas de autoservicio y departamentales se tradujo en menos envases para productos de higiene y cuidado personal.

Pero, la baja de ventas de alimentos y bebidas con altas calorías llevó a la industria a transformarse y a cambiar empaques y envases, así que si bien se dejaron de demandar ciertos tamaños, ahora se ofrecen otros.

En entrevista, Dueñas Lara aseguró que en la década pasada se vieron crecimientos de la industria de dos dígitos. Por ejemplo, de 2003 a 2007 se registraron aumentos de más de 10%, pero en los últimos años, tras la crisis, bajó el ritmo y aún no se llega a los niveles precrisis.

En 2013, como la economía solamente creció 1.1%, para el sector la cifra fue de 3.1%, porque en estos últimos años la industria subió de 1 a 2 puntos más que la economía.

Fue así que en 2013 cerró con 70 mil 700 empleos directos, 400 mil indirectos, una producción de 9 millones 862 mil toneladas de empaques con valor de 14 mil 460 millones de dólares (mdd) y ventas por 13 mil 854 mdd. Ello significó que la industria mostró 5.6% del PIB industrial, 8.8% del PIB manufacturero y 1.7 % del PIB nacional.

El mayor dinamismo se observa en alimentos y bebidas, donde se concentra el 55% de la producción de envases y embalajes; 15% es para la farmacéutica; 15% más para la higiene y cuidado personal y 10% limpieza y cosas del hogar, y el 5% restante para otros productos.

En el primer trimestre de 2014, la industria resintió la debilidad del consumo nacional. Por áreas, la que reporta menor dinamismo es la de artículos de higiene y cuidado personal, cuya demanda de empaques se redujo, mientras que la mayor expansión se ha dado en alimentos y bebidas, aunque apenas ha sido de 2%.

“Sí hay una afectación en el sector, porque la venta de las empresas se ve afectada”, se contrajo la demanda de ciertos empaques, pero al final el balance no fue tan negativo porque hubo innovación en la industria de alimentos y bebidas.

La baja en el consumo que se ha registrado en el país, también ha generado menos ventas, así como el alza de impuestos y todo lo que ocurre en la economía. “No estamos aislados y al final el consumidor tiene un presupuesto y hace la selección”.