Decide muy bien para qué lo quieres

Cartera 05/06/2014 00:59 Actualizada 09:30

Antes de solicitar un crédito de nómina, lo más importante es decidir correctamente cuál va a ser el destino del dinero, ya que esto será determinante para cumplir con el pago del adeudo, además del historial crediticio que la persona se puede formar dentro del sistema financiero, recomendó el presidente de la Asociación de Empresas de Nómina (AMDEN), Gustavo Martín del Campo.

El directivo consideró que no es lo más conveniente pedir el crédito de nómina para gastos que pueden cubrirse con ahorro, como puede ser una festividad o la compra de un artículo de consumo no duradero.

“No es recomendable que pidas el crédito para pagar la fiesta de cumpleaños de algún integrante de la familia, ya que esto puede ser cubierto si ahorras unos meses antes, además de que no mermas tu capacidad de pago si se requiere cubrir alguna emergencia o una oferta de algún bien duradero”, aseguró el directivo.

Destacó que una vez decidido el destino de los recursos, se requiere que realices un presupuesto del monto que requerirás del crédito y hasta cuánto es posible que destines al pago del mismo, a fin de evitar que te atrases y termines liquidando más dinero del original ante el cobro de intereses.

El ejecutivo destacó que los socios de la AMDEN tienen por política evitar darle un préstamo a las personas si el pago les exige más de 30% de sus ingresos mensuales. Ello con el propósito de no sobreendeudar a las familias mexicanas.

No obstante, si vas a requerir de un préstamo, tienes que tomar en cuenta no sólo los gastos diarios de manutención del hogar, sino todos aquellos pagos que realizas en un mes, los cuales también salen de tus ingresos.

“No se puede incrementar el número y el monto de los pagos de un momento a otro si recibes el mismo monto de ingresos, eso es lo que puede afectar seriamente tus finanzas en un corto tiempo”, mencionó Martín del Campo.

Por su parte, la Condusef refiere que es recomendable liquidar un crédito con otro préstamo, sólo en los casos de que mejoren las condiciones de tasas de interés, por lo que es necesario que investigues las diferentes opciones que te dan las sofomes y los bancos para realizar este tipo de operaciones.

Los especialistas destacan que una vez que te decidas por el crédito de nómina que más te convenga, tomes en cuenta que es un compromiso que se adquiere como con cualquier otra deuda, y que si te cambias de trabajo o dejas de laborar, debes seguir pagando el financiamiento.

“Hay que ser consciente de que el crédito se debe liquidar si se cambia de empleo o si ya no se tiene trabajo, por lo que hay que avisar con la financiera o el banco que te otorgó el préstamo para que te diga el proceso de cambio de registro o las opciones de pago, según sea el caso; esto evitará molestias de cobranza y un mal historial en el buró de crédito”, aseguró el presidente de la Asociación de Empresas de Nómina.

Temas Relacionados
decide muy bien Para quieres cumplir