Moody’s prevé riesgos para petroleras de AL

Cartera 05/01/2016 03:43 Actualizada 04:43

Nueva York.— La agencia de calificación de riesgo Moody’s alertó de las dificultades de financiación de petroleras latinoamericanas como Petrobras, Pemex o la venezolana PDVSA durante este año y el siguiente por culpa de los bajos precios del petróleo, el aumento de la oferta y la devaluación de divisas.

La caída de los precios de las materias primas reducirá en los próximos meses las inversiones en el sector, que tendrá que reducir su capital y su producción, prevé Moody's hoy en un informe sobre riesgos de inversión.

“Como resultado de la merma de influjos de capital y de créditos de los inversores al sector energético en dificultades, las compañías nacionales de petróleo tendrán que hacer frente a altos riesgos de financiación”, señaló la vicepresidenta de Moody's, Nymia Almeida, en un comunicado.

“Además de los vencimientos para el periodo 2016-17 para la mexicana Pemex, la brasileña Petrobras y la venezolana PDVSA, sendas devaluaciones aumentarán los costes de importación, los gastos de capital y los pagos de intereses”, añadió.

El estudio apunta que ni siquiera la austeridad en la gestión de las compañías evitará el “desplome” del sector energético y que las petroleras nacionales tengan que refinanciarse.

Moody’s prevé que en México y Venezuela la producción de petróleo y gas natural caerá 3% en 2016, mientras que en Brasil y Argentina calcula que crecerá por debajo de 10%.

La agencia apunta que Petrobras planea vender activos en 2016 para cuadrar sus cuentas y que Pemex ha iniciado la búsqueda de socios para poder reducir sus necesidades de capital y la financiación de su deuda.

Moody’s señala asimismo que aunque todas las petroleras nacionales tienen “gran apoyo” de sus gobiernos, basándose en la habilidad de las empresas para generar beneficios y responder a las necesidades energéticas de sus países, Chile y México están en mejor posición que Brasil, Argentina o Venezuela, con finanzas “relativamente débiles”, hoy por hoy.

Prevé que estarán “bajo estrés” compañías mixtas de petróleo y gas, incluida la española Repsol.