Se encuentra usted aquí

Comprará Pemex buque-tanque

03/01/2013
01:47
-A +A

Pemex Petroquímica (PPQ) abrió una nueva ventana de negocio para la industria de los astilleros, incluidos los de Galicia, España.

Pemex prepara la compra de uno de los tres buques-tanque que requiere para el transporte de amoniaco anhidro, cuyo costo supera los 80 millones de dólares.

El análisis costo-eficiencia hecho por la gerencia de Logística de PPQ, con fecha 9 de noviembre de 2012, señala que la falta de disponibilidad de un buque propio provoca que se renten con 30% de sobrecosto.

Esta nueva compra es parte de la renovación de la flota de Pemex, entre la que destaca la adquisición de dos “floteles” y remolcadores valuados en 700 millones de dólares.

La compra del buque tanque para el transporte de amoniaco plantea la necesidad de disponer de infraestructura propia para aprovechar oportunidades en el mercado internacional y no depender de terceros.

Incluso, señala el informe que se han desaprovechado oportunidades de exportar amoniaco por no contar con un buque tanque propio.

Pemex Petroquímica es el único productor nacional de amoniaco, petroquímico utilizado para la producción de fertilizantes y aplicación directa para la producción agrícola.

Sin embargo, PPQ cuenta con un buque tanque propio, el José Colomo, fuera de operación desde 2009.

Pemex prevé que la capacidad de producción global de amoniaco pasará de 205 millones de toneladas en 2010 a 241 millones de toneladas al 2020, es decir, un alza de 36 millones de toneladas, equivalentes a 18%.

Por lo tanto y con la finalidad de contar con disponibilidad inmediata de producto para los clientes del noroeste del país, “se va a requerir transportar vía marítima 40 mil toneladas cada 13 días hacía los puntos de transferencia de Guaymas, Sonora y Topolobampo Sinaloa” y la opción más recomendable es la compra de al menos un buque tanque este año.

El propio Plan de Negocios de Pemex 2013-2017, plantea el esquema de “Optimización del Transporte Marítimo de Amoniaco”, basado en la renta de dos buques-tanque para la temporada de alta demanda por 6 meses y la compra de uno por arrendamiento financiero con opción a compra, la cual deberá contemplar características especiales, con capacidad de carga de 20 mil toneladas.

El barco tiene un costo de 66 millones de dólares, más 14 millones para el pago de mantenimiento y operación del mismo por un periodo de 11 años.

Desde septiembre de 2012, cuando se dijo que Pemex firmó contratos para construir dos “floteles” en los astilleros de Galicia, por 389 millones de dólares, trascendió el interés de ese país por participar en la renovación de la flota de Pemex.

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, aseguró el pasado 2 de octubre que “pronto” se firmarán “nuevos contratos” entre Pemex y empresas del sector naval gallego. El encargado de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, fue más allá cuando dijo que una vez firmados los contratos por los floteles, su objetivo es “conseguir algún barco de los 130 que necesita Pemex” a futuro.

EL UNIVERSAL publicó el 28 de octubre que Pemex Refinación (PR) solicitó a de Hacienda autorización para la compra de cuatro buques- tanque, en un contrato que alcanzará 517 millones de dólares.

La compra de estos buques despertó el interés de los astilleros de Galicia, España, que buscan adjudicarse este segundo contrato con Pemex.