Redes obsoletas vulneran seguridad en empresas

Cartera 01/08/2014 01:15 Actualizada 03:30

[email protected]

En México alrededor de 60% de los dispositivos en redes corporativas ya no cuentan con soporte, debido a que son obsoletos, lo que representa un riesgo de seguridad, advirtió Dimension Data.

De hecho, en los últimos seis años, el número de dispositivos envejecidos y obsoletos en las redes corporativas creció de forma importante.

Al respecto, el director de Servicios de Dimension Data, Juan Carlos Garrote, explicó que dicha situación puede generar fallas que detengan la operación de un área de la organización, además de representar una vulnerabilidad de seguridad.

En conferencia de prensa, indicó que en ocasiones las compañías no tienen la certeza de qué equipos tienen conectados a su red o del tipo de softwares con los que cuentan, por lo que es necesario llevar acabo auditorías del sistema de forma constante para mantenerse actualizado y evitar problemas.

Detalló que de acuerdo con el informe Barómetro de Redes 2014 realizado por la firma en el ámbito internacional, el envejecimiento de los sistemas corporativos se debe a la tendencia de las empresas a ahorrar costos.

En ese sentido, Carlos Garrote señaló que el crecimiento de la disponibilidad y la utilización de modelos de consumo de Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC´s) como un servicio, reduce la necesidad de que las organizaciones inviertan en su propia infraestructura.

En los últimos 12 meses en el mundo creció de manera continua el negocio móvil, con una incidencia de 30%, además de que se observó una mejora para el soporte de la conexión inalámbrica, abundó.

Lo anterior, subrayó el directivo, confirma que las empresas hacen lo posible para apoyar las tendencias de movilidad y cloud computing, debido a que existen más dispositivos conectados.

En cuanto al impacto de la reforma en telecomunicaciones en este mercado en el país, Garrote comentó que el aumento de competencia de las empresas repercutirá de forma indirecta en el sector empresarial.

“La mayoría de las redes de las que estamos hablando son empresariales, después siguen las empresas que proporcionan datos a nivel público, que son las que están siendo afectadas por la ley de telecomunicaciones”, expuso.

Cuando se incrementa la competencia en el mercado los diferentes jugadores en el sector ofrecen servicios avanzados y de mayor valor, debido a que los básicos empiezan a ser menos rentables.

El directivo explicó que “esto significa que las empresas de telecomunicaciones empezarán a mejorar sus servicios y ofrecer una banda ancha más amplia que permitirá a las organizaciones hacer cosas que aún no pueden hacer del todo”.