Faustino Armendariz: “No pude entrar a Irak durante la guerra”

Ayudar a los demás es la base de sus labores como católico; Ha viajado por diferentes países, Querétaro es su lugar favorito
Faustino Armendáriz Jiménez, obispo de Querétaro. / Foto: Demián Chávez
Faustino Armendáriz Jiménez, obispo de Querétaro. / Foto: Demián Chávez
25/05/2018
05:12
Francisco Flores
-A +A

Pretender fallidamente ingresar a Irak durante la época de la guerra que tuvo ese país con Estados Unidos, es lo más aventurero que ha hecho en la vida Faustino Armendáriz Jiménez, obispo de Querétaro, quien además revela que hace cuatro años superó un problema de cáncer en su salud.

Entrevistado A Bote Pronto por El UNIVERSAL Querétaro, Armendáriz Jiménez dice que por falta de tiempo no tiene pasatiempos, aunque confiesa que le gustaría ir al estadio Corregidora a ver un partido de los Gallos. Por otro lado dice que para “no caer en situaciones partidistas” prefiere no dar a conocer su color favorito.

¿Cuál es el principal rasgo de tu carácter?

—La entrega y la responsabilidad, que son parte importante en una tarea como la que realizó.

¿Qué cualidad aprecias más en una persona?

—La sinceridad. El hablar derecho o con la verdad siempre es muy importante, porque demuestra la madurez de una persona.

¿Qué es lo más aventurero qué has hecho en la vida?

—Querer ir a Irak durante la guerra y no poder entrar, únicamente llegué hasta Líbano. Yo estudié en Israel y después regresé a esos lugares, llegué hasta Jordania y ya no puede entrar a Irak para estar presente en tiempos de la guerra.

¿Tu principal defecto?

—Ese juicio le corresponde a cualquier otra persona.

¿Tu ocupación favorita?

—Para mí el estudio y la lectura es fundamental, pero también el deporte, llegué a practicar el beisbol y el basquetbol cuando estuve en el norte, pero cuando estuve en el seminario de Guadalajara practiqué el futbol, actualmente camino y utilizo la bicicleta.

¿Tu ideal de la felicidad?

—Vivir con entrega en estos caminos de Dios. La felicidad para mí es poder servir a los demás.

¿Cuál sería tu mayor desgracia?

—Tener cáncer, que ya superé con la ayuda de la Virgen de Nuestra Señora de Dolores de Soriano. Hace cuatro años padecí cáncer y la virgen me hizo el milagro de sanar.

¿Qué te gustaría ser?

—Médico o militar, por la disciplina de ambas, pero especialmente por servir a los demás.

¿En qué país desearías vivir?

—En México. Estudié tres años en Roma, Italia, pero también un año en Israel y algunos meses en Alemania, pero me quedo con México, que tiene mis raíces.

¿Cuál es tu color favorito?

—No me atrevería en decirlo para no caer en situaciones partidistas, pero me gusta el morado por el ser el color de la Virgen de Soriano.

¿Cuál es tu animal favorito y por qué?

—El venado debido a que es un animal muy inteligente y porque yo crecí en Sonora, que es una tierra en donde se le quiere mucho.

¿Canción favorita?

—Me gustan las canciones que canta Andrea Bocelli.

¿Cuál es tu película favorita?

—No tengo

¿Cuál es tu libro favorito?

Sin duda la Biblia, pero también me han gustado los libros de un sacerdote muy liberal que se llama José Luis Martín Descalzo.

¿Un héroe/heroína de ficción?

—Ninguno.

¿Cuál es tu lugar favorito en el que has estado?

—Sonora y después Querétaro, pero en el extranjero en Jerusalén por todo su contexto bíblico.

Defínete en tres palabras

—Pastor cercano a la gente.

¿Tu héroe de la vida real?

—Jesucristo

¿Qué hábito ajeno no soportas?

—No me atrevo hacer un juicio sobre los demás, pero si algo no me gusta es la mentira.

¿Qué es lo que más detestas?

—La mentira

¿Personaje, filósofo o autor histórico favorito?

—Jesús, pero también Moisés es un gran personaje bíblico que marcó al pueblo de Israel.

Si pudieras revivir a algún personaje de la historia ¿A quién revivirías?

—No tengo la necesidad de revivir a nadie, debido a que yo admiro a Jesucristo y revivió.

¿Qué don de la naturaleza desearías poseer?

—Estoy conforme con los dones que Dios me dio

¿Cómo te gustaría morir?

—Siendo un hombre que cumplió su misión.

¿Tienes alguna colección?

—No, eso era de adolescente. En mi época de adolescente coleccioné llaveros y tazas.

Si pudieras comer una sola comida en tu vida ¿Qué sería?

—Ninguna.

¿Tiene un lema?

—Él me ha hecho todo para todos, es el lema de mi escudo episcopal.

¿Cómo te proyectas en un futuro?

—Sirviendo como hoy.

¿Tú principal virtud?

—No me atrevo a destacar ninguna, hay que ser humilde.

¿A quién admiras en la vida?

—A mis papás, que viven en Sonora, en un pueblo que se llama Magdalena de Kino.

¿Cuál es tu serie favorita?

—No tengo tiempo de ver series de televisión; mis tiempos los condiciono a las necesidades de la gente y de las comunidades. Aunque me gustaría ir al futbol, le voy a los Gallos.

 

GR

 

Comentarios