Adolfo Ríos: “Agradezco a Dios que mis hijos no hayan seguido mis pasos en el futbol”

“Lo que más detesto es la corrupción, no sólo política, sino en la vida”
Adolfo Ríos García ,Presidente estatal del Partido Encuentro Social (DEMIAN CHÁVEZ. EL UNIVERSAL)
24/06/2017
03:29
Domingo Valdez
-A +A

Recordado como El arquero de Cristo, portero de Pumas, Necaxa, Veracruz y América, así como vicepresidente de los Gallos Blancos del Querétaro, José Adolfo Ríos García, quien actualmente funge como presidente estatal del Partido Encuentro Social (PES), confiesa que gusta de los frijoles, que su ocupación favorita es pasar tiempo con su familia y agradece a Dios que sus hijos no hayan seguido sus pasos en el futbol.

¿Cuál dirías que es el principal rasgo de tu carácter?

El optimismo, realmente, tomado de la mano con la responsabilidad. Creo, que si bien es cierto tenemos en el carácter muchísimas batallas y muchos defectos, también tratamos que esos defectos y problemas que se puedan tener sean superados con una buena actitud y, principalmente, educación.

¿Qué cualidad aprecias más en un hombre/mujer?

Me parece que la sinceridad, en todo momento debe prevalecer en un hombre o una mujer. Cuando tienes sinceridad va de la mano de la educación y de la intención, y lógicamente con base en eso se determina la honestidad. Los valores siempre van de la mano de una buena intención.

¿Qué es lo más aventurero qué has hecho en la vida?

Podría decir que jugar al futbol; pero, creo que ya en una situación privada, la aventura más grande que podemos tener es el matrimonio, porque el hecho de tener un matrimonio y formar una familia me parece que determina una gran batalla.

El hecho de tener una familia de la mano de Dios, que venga con un compromiso y un propósito, me parece que es la aventura más fuerte que como hombres enfrentamos.

¿Qué esperas de tus amigos?

El hecho de tener la amistad, tanto dentro como fuera del futbol, es lo más grande que Dios nos ha dado, porque amigo es más que un hermano e implica el apoyo, soporte, la necesidad de compartir, de saber que vas a recibir y también vas a dar.

¿Tu principal defecto?

Muchos (ríe). Uno de los defectos más grandes que puedo tener es el tratar de ser perfeccionista y, muchas veces, eso determina que puedas tener algún enfrentamiento; pero por fortuna esos enfrentamientos siempre van con una buena intención. Sería una lista que nos llevaríamos un buen rato, pero prefiero hablar de las cosas buenas.

¿Tu ocupación favorita?

Mi familia. Siempre (la he considerado) el regalo más preciado de Dios y es la ocupación que más disfruto.

¿Cuántos hijos tienes?

Dos. Un hijo que ya va a cumplir 24 años y mi hija que tiene 21.

¿Ninguno se quiso dedicar al futbol?

Por fortuna, no (ríe). Vemos el glamour del futbol. Nos toca ver a los que llegaron, los que consiguieron aparecer. Los que están en una situación, en una posición diferente, pero todo lo que nos tocó ver para poder llegar ahí es muy ingrato.

Puedes tener un jugador que haya llegado y atrás de él hay mil jugadores que no llegaron, que se quedaron en el camino y muchos de ellos desperdiciaron una oportunidad maravillosa de hacer algo en la vida buscando el sueño del futbol.

¿Tu ideal de la felicidad?

La plenitud. Me parece que la felicidad va de la mano de la armonía y esa felicidad no es que me hagan feliz a mí, sino que tú hagas feliz a los demás; hablo principalmente de la familia, porque si haces felices a los demás, es una consecuencia recibir lo que tú das. En ese momento, ya hay una realidad de vida. El tiempo pasa muy rápido como para perderlo con disputas y batallas.

¿Cuál sería tu mayor desgracia?

Una desgracia grande es no compartir con el testimonio lo que Dios me ha dado, que la gente de repente tuviera en mí algo que no es mi reflejo, porque compartir con el testimonio me parece que es lo que nosotros tenemos que hacer.

¿Qué te gustaría ser?

Dejar huella. Estamos hablando no solamente de ser un ejemplo de lo que fuimos dentro de la cancha, sino llevarlo fuera de la cancha y que esto determine que la gente pueda, en todo momento, ver a alguien con un propósito, y que ese propósito se vea reflejado no solamente en las necesidades de la gente, sino en el día a día de todas las personas.

¿En qué país desearías vivir?

Gracias a Dios, he tenido oportunidad de viajar a muchos países por el futbol. El futbol me ha llevado a conocer muchos países de un nivel diferente, de primer mundo, pero siempre he tenido las ganas de regresar a México. Después de una semana ya quiero regresar a mi tierra. Por más países que haya, como México no hay otro.

¿Cuál es tu color favorito?

El azul. Es un color que siempre me agradó. Siempre me ha gustado voltear a ver el cielo. El azul es un color que me da una paz y una tranquilidad interna.

¿Cuál es tu animal favorito y por qué?

El león, por toda esa majestad que tiene, que determina; por lo que representa tener que dar la vida por su manada, tener que dar la vida por mantener a su familia, y por ser un ícono dentro de la fauna.

¿Canción favorita?

Tengo muchas canciones favoritas; pero, platicando y viendo, después de que falleció Juan Gabriel me preguntaban cuál era la canción que más recordaba de él y una de ellas es la de Canto de tristeza.

¿Cuál es tu película favorita?

Una de las películas favoritas para mí es 300, porque representa y determina un liderazgo y un propósito. Una de las películas que más me ha impactado es la de Amigos”. Y la película que ha dejado huella en mi vida es La pasión de Cristo.

¿Cuál es tu libro favorito?

Caballo de Troya, una serie de libros, con una situación aparentemente ficticia, pero te lleva a una realidad. Cuando lo empecé a leer me fui libro tras libro, por la manera cómo habla y lo expresa el autor, es impresionante cómo te lleva a otra dimensión.

¿Un héroe/heroína de ficción?

Como niño, Superman, y no por la situación de los poderes, sino por lo que determina que una persona que es poderosa tiene una situación de debilidad tan grande. Me parece que nosotros, como seres humanos, pensamos que tenemos todo seguro; nos lleva y nos aterriza de una manera que no tenemos absolutamente nada.

¿Cuál es el lugar favorito en donde has estado?

Con mi familia, la playa. Me parece que el hecho de estar con mi esposa, con mis hijos, en un lugar viendo la grandeza de Dios, cómo se une, como se pierde la vista en el mar con el cielo y cuando el sol está bajando o saliendo, me parece una expresión de Dios maravillosa.

¿Tu héroe de la vida real?

Jesús. Como él no hay, no habrá nunca y él es, fue y será.

¿Tu nombre favorito?

Un nombre para mí que me hubiera gustado, sin saber que me hubieran puesto mis padres, hubiera sido Estefano.

¿Qué hábito ajeno no soportas?

La mentira. Es algo que ha perjudicado de gran manera al mundo; al grado de que se llega a hacer, en muchas ocasiones, de una mentira una verdad. Es lo que ha distorsionado a la humanidad.

¿Qué es lo que más detestas?

La corrupción. Es algo que desafortunadamente se vive día a día, y no hablo de una situación política, estoy hablando de la vida. En el futbol es exactamente lo mismo, en todos los sentidos. Si tuviéramos una conciencia no habría corrupción y eso va contagiándose con las demás cosas. Siempre la corrupción es mentira, es traición y estamos dejando fuera la verdad, la transparencia y la honestidad.

¿Cuál es tu personaje, filósofo o autor histórico favorito?

Mahatma Gandhi, por la filosofía que él representaba, al grado de buscar y de atentar contra su propia vida con la intención de buscar una solución por la humanidad. Me parece que Gandhi es un ejemplo en todos los sentidos.

Si pudieras revivir a algún personaje de la historia ¿A quién revivirías?

A Benito Juárez, por su liderazgo. Es una situación de ver de dónde viene, de dónde salió y a dónde llegó, y todo lo que determinó ese proceso, dentro de la legalidad, defendiendo hasta con su vida sus ideales, pero que iban de la mano con la sociedad. Tiene que ver con la persona y con el liderazgo que en todo momento defendió.

¿Qué don de la naturaleza te gustaría poder poseer?

Uno sueña con las cosas. A mí me hubiera gustado volar. He tenido muchos sueños que vuelo y cuando despierto ya me doy cuenta que me caí de la cama (ríe). Ahora, la tecnología te permite hacerlo, pero lograrlo con alas o sin alas es un sueño.

¿Tienes alguna colección?

Colecciono playeras de muchos de los jugadores y equipos contra los que jugué; pero lo que más colecciono son recuerdos y para eso no necesito tener un cajón o un baúl para poderlos guardar, porque se van empolvando. Los recuerdos te mantienen vigente en cada momento.

Lo que me ha marcado es lo que mi familia me dio, la educación, porque a mí no me tocó estrenar un par de tenis y un par de zapatos de futbol cuando era niño, y eso determinó en que mis padres sacrificaron todo por nosotros, y el orgullo de saber que hicieron con poco o con nada gente de bien. Ese el recuerdo más bello escrito.

Si pudieras comer una sola comida en toda tu vida, ¿qué sería?

Frijoles. Tengo un recuerdo de niño que, cada vez que llegaba alguien (a casa) y teníamos la bendición de que nos dijera qué quieren que les compre en la tienda, mis hermanos decían inmediatamente la marca de un pastelito, una marca de un pan. Cuando me preguntaban a mí qué quería pedía frijoles. Hasta el día de hoy, a donde quiera que voy disfruto los frijoles.

¿Tiene un lema?

En cada autógrafo que he puesto de 25 años a la fecha, he puesto Juan 3:16. Pongo mi autógrafo, que es el pretexto, y pongo Juan 3:16. Mucha gente me pregunta qué significa y los invito a que abran una Biblia y busquen Juan 3:16, que dice: “De tal manera amó Dios al mundo que envió a su hijo único, para que todo aquel que en él crea sea salvo, no se pierda y tenga vida eterna”.

¿Cómo te gustaría morir?

Aunque es un tema en el cual Dios es el único que tiene el final de la película, a todos nos gustaría morir dormidos, estar en tu cama, cerrar los ojos y no despertar, pero los propósitos los tiene Dios por algo y cuando uno tiene la posibilidad de estar con gente, con familias que están al borde de la muerte sabemos que el propósito se cumple, pero que la vida finalmente no termina aquí, es solamente un preámbulo de lo que es la vida eterna.

¿Cómo te proyectas en un futuro?

En este momento, siendo una influencia positiva, y una influencia positiva determina que la gente crea en ti, y si la gente cree es porque ve algo en ti, y la intención de la transparencia, la honestidad y la integridad, va de la mano con lo he predicado dentro y fuera de las canchas. Que hubo momentos en que cometimos errores antes de establecer una relación personal con Dios, sí, pero después de eso, cuando nos entregamos a un compromiso alineado a Dios y, de ahí un compromiso con la sociedad, del tiempo que llevo de conocerle, determinamos en una sola palabra lo que somos y lo que hacemos: ser coherentes.

¿Extrañas algo del futbol?

Sinceramente, no. Cuando me retiré lo hice completo, a mano con el futbol. Hablé siempre con mi esposa de que quería decirle adiós al futbol y no que el futbol me dijera adiós a mí. Tuve esa bendición de decidir cuándo retirarme, cuando aún había ofertas para seguir jugando, y no retirarme por una lesión, porque realmente los propósitos de Dios se cumplen y los tiempos de Dios son perfectos. Cuando me retiré del futbol jamás pensé que iba a predicar la palabra de Dios y menos pensé que iba a estar en cuestiones políticas; pero los caminos me han llevado por ese rumbo y el compromiso lo hemos tomado. No puedo decir que en el futuro no voy a estar en el futbol, pero cuando me comprometo con algo lucho por cumplirlo y cuando cumpla el proyecto que tenemos, entonces veremos más adelante lo que tenemos.

Comentarios